Nayib Bukele, el joven presidente que entusiasma a El Salvador

Nuevo presidente en El Salvador 17-02-2019
Nuevo presidente en El Salvador 17-02-2019
SAN SALVADOR, El Salvador. Nayib Bukele, presidente electo de El Salvador. AFP
Agencias-Redacción
18 de Febrero, 2019
18 Feb 2019
El Salvador -

Hasta hace un mes en la región se desconocía el nombre de Nayib Bukele, pero ahora resuena en los medios internacionales tras ganar la presidencia de El Salvador.

Reafirmándose como un fenómeno político, el joven empresario y exalcalde de San Salvador triunfó en primera vuelta y ahora promete cambiar la antigua forma de gobernar. Para ello, dice, habrá un cambio drástico en las relaciones con EE.UU. para que ambas naciones puedan ser aliadas.

Con su aspecto juvenil, cabello engomado, vestido con pantalón vaquero, camisa deportiva y chompa de cuero, con 37 años es el más joven en alcanzar la presidencia rompiendo con tres décadas de bipartidismo entre la Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha) y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda).

Al frente de la conservadora Gran Alianza para la Unidad Nacional (GANA), Bukele aplastó la poderosa maquinaria de Arena, que se alió a otros tres partidos de derecha para tratar de volver al poder, y a los comunistas del exguerrillero FMLN que ocuparon la presidencia los últimos diez años.

Bukele se inició en la política con el FMLN, pero fue expulsado por sus constantes críticas a la dirigencia y al presidente Salvador Sánchez Cerén, uno de los mandatarios cercanos al chavismo y a Cuba.

“Dictadores como (Nicolás) Maduro en Venezuela, Ortega en Nicaragua y Juan Orlando (Hernández) en Honduras, jamás tendrán ninguna legitimidad porque se mantienen en el poder a la fuerza y no respetan la voluntad de sus pueblos”, dijo Bukele antes de su elección.

En cuanto a su gobierno, el presidente electo señaló que podría comenzar a formar coaliciones de apoyo que pudieran traducirse en votos para aprobar los proyectos que planea ejecutar, pues solo tiene 10 de los 84 diputados del Congreso.

Por otra parte, también dijo estar decidido a combatir las causas y síntomas de la alarmante violencia en la que están involucradas las maras o pandillas, que tienen presencia en comunidades populares del país.

Explicó que primero atacarán “la causa, que es el tejido social roto” y para reconstruir ese tejido social invertirán en educación, en infraestructura, en empleos, deporte, arte, en cultura y mejorando el sistema de salud. “Lo primero es la prevención quitándole el caldo de cultivo a las pandillas, quitándoles los jóvenes, ofreciéndoles becas, posibilidades de desarrollarse en lo que les gusta, arte, cultura, deportes, dándoles trabajos”, indicó sin detallar cómo conseguirá los fondos para sus proyectos.

Bukele se enfrenta a una realidad en que la tasa de homicidios es de 50 por cada 100.000 habitantes. El año pasado se registraron 9 asesinatos por día. Un tema poco abordado por los partidos en campaña.

Según la Cepal, en El Salvador el 37,8% de su población (6,3 millones de personas) vive en la pobreza.

Otra de sus promesas es crear una Comisión Internacional contra la Impunidad en El Salvador (Cicies). Para ello, cuenta con el apoyo internacional de la OEA y de la ONU. Su problema es el escaso apoyo que tiene en la Asamblea. (I)

Primer enfrentamiento

El presidente electo de El Salvador, Nayib Bukele, tiene su primer desacuerdo con el Congreso, al que le pedirá que la mitad de los 32 millones de dólares que ese órgano invertirá en la construcción de un nuevo edificio legislativo, sean usados para construir 50 escuelas.

Nayib Bukele, el joven presidente que entusiasma a El Salvador
Internacional
2019-02-18T00:00:58-05:00
El próximo 1 de junio relevará en el cargo al izquierdista Salvador Sánchez Cerén.
El Universo

Lo más leído