Unos $ 650 millones extras deberá invertir Ecuador para reparar cuatro de los cinco proyectos hidrocarburíferos que fueron auditados por empresas internacionales en un proceso avalado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Así lo explicó el ministro de Energía, Carlos Pérez García, al hacer públicos detalles de los hallazgos de todos los proyectos la mañana de este lunes.

La semana pasada el presidente de la Repúbica, Lenín Moreno, informó que los cinco proyectos emblemáticos llevados adelante por el anterior Gobierno: Refinería de Esmeraldas, del Pacífico, poliducto Pascuales Cuenca, Planta de almacenamiento de gas en tierra de Monteverde y la plata de licuefacción de Bajo Alto habían costado $ 4.900 millones, lo que habría significado unos $ 2.023 millones de sobreprecio.

A excepción de la Refinería del Pacífico cuya infraestructura es inexistente, por lo que no cabe inversión nueva, los otros cuatro requieren inversión para funcionar de manera correcta.

De acuerdo con el gerente de Petroecuador, Pablo Flores, hace pocos minutos, los problemas detectados por las empresas de España, Reino Unido y España, son comunes a todos los proyectos. En primer lugar no existe coherencia entre el costo inicial y el final, hubo contratos entregado a dedo, hubo conflictos de intereses con las empresas fiscalizadoras.

Por su parte, Nuno Queirós, representante residente adjunto de PNUD Ecuador, explicó cómo se realizó la selección de las empresas auditoras independientes de prestigio mundial. El costo de estas fue de las auditorías fue de $ 3,3 millones. (I)