El exjefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort, sostuvo reuniones secretas con el fundador de la plataforma WikiLeaks, Julian Assange, en la embajada de Ecuador en Londres, aseguró este martes el diario británico 'The Guardian'.

Las fuentes afirman que Manafort estuvo con Assange en al menos tres ocasiones, en 2013, 2015 y en 2016, durante el período en que se convirtió en una figura clave en la carrera de Trump hacia la Casa Blanca.

Senain reportó visita

The Guardian asegura haber visto un documento interno escrito por la Secretaría de Inteligencia de Ecuador (Senain) donde se menciona a "Paul Manaford [sic]" como uno de varios invitados conocidos. También menciona a los "rusos".

Según las fuentes, Manafort regresó a la embajada de Ecuador en Londres en 2015. Hizo otra visita en la primavera de 2016, que duró aproximadamente 40 minutos, dijo una fuente, y agregó que el estadounidense estaba vestido de manera informal cuando salió de la embajada.

Publicidad

Los visitantes normalmente se registran con los guardias de seguridad de la embajada y muestran sus pasaportes. Fuentes en Ecuador, sin embargo, dicen que la visita de Paul Manafort no fue registrada.

Negativa de Wikileaks

WikiLeaks negó este martes a través de la red social Twitter esta información y retó a 'The Guardian' a apostar "un millón de dólares" a que Manafort jamás conoció a Assange, que permanece refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, cuando fue acusado en Suecia de agresión sexual.

Manafort neg+o las reuniones. Sus abogados se negaron a responder las preguntas de The Guardian sobre las visitas.

No está claro por qué Manafort hubiera querido ver a Assange y lo que se discutió. Pero es probable que la última reunión aparente esté bajo escrutinio y pueda interesarle a Robert Mueller, el fiscal especial que está investigando una supuesta colusión entre la campaña de Trump y Rusia.

Una fuente del diario británico afirmó que Manafort fue a ver a Assange en marzo de 2016, meses antes de que WikiLeaks lanzara una serie de correos electrónicos del Partido Demócrata estadounidense robados por oficiales de la inteligencia rusa.

En una serie de tuits, WikiLeaks dijo que Assange y Manafort no se habían conocido. Assange describió la historia como un engaño.

Ninety minutes after publication the Guardian modifies its "Manafort held secret talks with Assange" headline to add ", sources say". pic.twitter.com/zcg8cQcYGq

En mayo de 2017, Manafort viajó a Ecuador para mantener conversaciones con el presidente electo del país, Lenín Moreno. Los debates, días antes de la toma de juramento de Moreno, y antes de que Manafort fuera acusado formalmente, eran aparentemente sobre una inversión china a gran escala.

Manafort se encuentra actualmente en la cárcel en Alexandria, Virginia. En agosto, un jurado lo declaró culpable de delitos derivados de sus actividades de una década en Ucrania. Incluyen el lavado de dinero a gran escala y la falta de pago de impuestos en los Estados Unidos. (I)