(Actualizado a las 21:10)

El ministro de Energía y Recursos Naturales no Renovables, Carlos Pérez García, manifestó su inquietud por la demora en la entrega de licencias ambientales para nuevos pozos y plataformas del bloque Ishpingo-Tambococha-Tiputini.

Explicó, entre otras razones, que la falta de ministro en la cartera del Ambiente ha impedido acelerar los tiempos.

Sin embargo, alertó que la licencia para Ishpingo fue pedida hace seis meses y aún no tienen respuesta.

Publicidad

Pérez hizo estas declaraciones a la prensa durante una visita al ITT, ubicado entre las provincias de Francisco de Orellana y Pastaza, realizada este lunes.

Según los datos de Petroamazonas EP, el Gobierno tiene la intención de extraer un 49 % más de petróleo del ITT en el próximo año.

“Si no hay producción esos ingresos no estarían disponibles. Lo que estamos mirando es que al menos nos permitan perforar las plataformas A y B (Ishpingo). Con eso cumpliríamos con la proforma (del 2019)”, explicó.

Para la proforma se ha previsto una producción de 474.000 barriles diarios a un precio de venta de $ 58,2 cada uno. Justamente, las plataformas A y B producirían 18.000 barriles por día y están contempladas en la proforma del 2019. El ministro comentó que también faltan licencias para pozos inyectores.

En total, el Ministerio del Ambiente tiene más de 2.000 licencias ambientales represadas en distintas áreas de extracción (petrolera, minera, etc.), indicó el ministro.

Según Pérez García, un factor ha sido que “están interfiriendo criterios como el de los YASunidos”, que se oponen a actividades extractivas.

Sin embargo, negó que haya algún tipo de intervención en la zona intangible, aunque reconoció que sí la hay en la zona de amortiguamiento.

En otro tema, Pérez informó que en diciembre irá a la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), donde apoyará una reducción de la producción internacional para levantar el precio del crudo, pero no descartó aumentar la nacional, puesto que en el conjunto, la de Ecuador es una producción marginal.

“Primero está el país, después los compromisos de la OPEP”, aseguró. (I)