Un libro en el que se recoge la vida y la obra de Ramón Piaguaje, “el artista que llevó su Amazonia por el mundo”, se encuentra en circulación, con ocasión de una muestra pictórica denominada Selva que se exhibe en la galería Imaginar, Casa de Arte, en la capital ecuatoriana.

El libro Ramón Piaguaje tiene la autoría del escritor Marco Antonio Rodríguez y cuenta también con textos de Juan Du Clude, Celestino Piaguaje y Hernán Rodríguez Castelo. Esta obra, de 180 páginas, contiene un sinnúmero de fotografías de los trabajos de Ramón Piaguaje, así como gráficas que recuerdan hechos tan significativos para el artista como la entrega del Premio del Concurso Internacional Nuestro Mundo 2000 por parte del príncipe de Gales, el homenaje que recibió del exsecretario general de las Naciones Unidas Kofi Annan y de la Unicef.

En el libro se resalta que Ramón Piaguaje nació en 1962, en Cuyabeno, en la región amazónica de los secoyas. Es hijo de Cecilio Piaguaje, jefe de la nacionalidad secoya; vive con su esposa y sus seis hijos en territorio siona-secoya, en la comunidad San Pablo de Cantë Tsiaya, cerca del río Aguarico.

Se cuenta que “es autodidacta y que desde niño esbozaba en el aire árboles, pájaros y nubes con los dedos o con pedazos de madera sobre la arena. Unos misioneros religiosos se dieron cuenta de su talento y le obsequiaron lápices, papel y tinta china, pero fue en 1993 cuando por fin Ramón Piaguaje encontró el color, gracias a los óleos que le regaló el antropólogo estadounidense William Vickers...”, manifiesta Rodríguez.

El autor agrega que el talento innato de Piaguaje “ y el descubrimiento del óleo hicieron de Ramón Piaguaje un artista capaz de reproducir con asombrosa precisión cada rincón de la selva, universalizando su Amazonía”. (I)

Artista
Ramón Piaguaje

Criterios
Sobre la obra de Piaguaje, Jean Du Clude señala: “Por las sutilezas de su pincel iluminado borra el reino del misterio y nos muestra la Amazonia en su estado primigenio. Gracias a su arte emprendemos un viaje inacabable por la selva americana: playas, lagunas, bejucos, colores inauditos. Cuando Piaguaje viaja por el mundo, viaja con él su tierra. Y cuando Piaguaje pinta, la Amazonia pinta con él.