Menos de una hora llevaba ayer la continuación de la audiencia preparatoria de juicio por el secuestro de Fernando Balda, cuando Felipe Rodríguez, defensa del político plagiado en Colombia, afirmaba que era momento de decir verdades: “El día de ayer Yadira Cadena y la asambleísta Sofía Espín fueron a la cárcel a amenazar y tratar de convencer a la exagente Jéssica Falcón, diciéndole que si salía a la prensa a decir que mintió le darían protección de Naciones Unidas”.

Un momentáneo silencio inundó la sala, los abogados de las partes acusadas mirándose se hablaban al oído y Rodríguez señalaba que esa acción no los intimida. Él aclaraba que un beneficio de protección así no existe en Naciones Unidas.

El debate sobre lo denunciado se dio una vez que la jueza Daniella Camacho suspendió la diligencia para resolver si existían o no vicios procesales.

Rodríguez recordó que al inicio de la jornada se le acercó Falcón para preguntar si es que es verdad que Naciones Unidas la pueden llevar a vivir a Europa. Ahí se enteró de lo sucedido y decidió exponerlo en la Sala para que el fiscal general Paúl Pérez inicie de oficio una investigación por fraude procesal o presión a testigos.

Publicidad

Diego Chimbo, abogado de Falcón, profundizaba la denuncia contra la legisladora correísta y la abogada Cadena, de quien afirmó que fue parte del estudio de Caupolicán Ochoa, defensa del expresidente Rafael Correa. Él calificó a la solicitud de que se retracte Falcón a cambio de un beneficio como una instigación a cometer un delito de fraude procesal.

La asambleísta Espín admitió que visitó a la agente Falcón, para ver las condiciones en que se encuentra y aseguró que están preocupados que el abogado que ella y Chicaiza tienen, en “realidad no la defiende, y estamos claros que el abogado solo está interesado en llegar a un acuerdo para vincular al presidente Correa”.

Aclaró que solo fue un saludo y una conversación y desmintió que ella haya ofrecido protección del organismo internacional.

Pese a que Ochoa decía desconocer de los actos sucedidos y que le llamó la atención lo denunciado, él indicaba que visitar a alguien no constituye ninguna infracción.

Para él ese ha sido un “acto de generosidad absolutamente humano” frente a una persona como Falcón que está detenida sin pruebas, que está amenazada de ir 40 años a la cárcel en un país extranjero y que está mantenida como rehén para que simplemente se utilice su testimonio para comprometer al expresidente Correa.

Cuando Ochoa dijo que Cadena no tiene relación de dependencia con su estudio jurídico, pero que va a hablar con ella para saber qué sucedió, Balda le respondió que sospechaba que fue el mismo Ochoa quien mandó a “la asesora” para hablar con Falcón. El cruce de palabras terminó cuando la víctima dijo que pedirá a Fiscalía que investiguen al abogado de Correa por lo sucedido.

Publicidad

Chimbo adelantó que presentará una denuncia por este hecho, el cual dijo se ha dado también contra Raúl Chicaiza, otro de los agentes procesados que está en la Cárcel 4, y pidió que en la Asamblea se revise el comportamiento de Espín.

Tras este debate, la jueza retomó la audiencia a las 14:00. Declaró de validez lo actuado y luego dio paso al fiscal Pérez, quien acusó de autores del secuestro de Balda a los exagentes de inteligencia Raúl Chicaiza y Jéssica Falcón; al expresidente Correa; y al ex secretario nacional de Inteligencia (Senain) Pablo Romero.

Pidió a la jueza que llame a juicio a los cuatro procesados y que se ratifiquen las medidas cautelares contra Chicaiza, Falcón, Correa y Romero. Los dos últimos están en Bélgica y España, en su orden.

Además pidió la prohibición de enajenar bienes y la inmovilización de cuentas. (I)

Detalles
Proceso legal

Veedores de Balda
De la misma forma que el expresidente Rafael Correa presentó siete observadores internacionales para vigilar el desarrollo de la audiencia preparatoria de juicio, Fernando Balda también presentó una lista de siete personas que integran su Comisión Ciudadana. Ellos son: Walter Vaca, José Suquilanda, Simón Zabala, Pablo Ricaurte, Jhoana Salazar, Ronald Runruil y Raúl Mora.

Llamadas
Balda indicó que se debe investigar las llamadas telefónicas entre la legisladora Sofía Espín, la abogada Yadira Cadena e incluso la relación que podría tener con el caso el exasambleísta Virgilio Hernández. Describió a Cadena como una “operadora del correísmo”, y añadió que ella fue vista en varias diligencias que le hicieron cuando lo regresaron desde Colombia como deportado.

Me parece un acto miserable de la defensa y los asambleístas de la bancada que hoy tiene a su líder procesado que intenten hacer que esta persona se retracte y ensuciar el proceso.Diego Chimbo, abogado de exagentes Chicaiza y Falcón