La cobertura de cartera problemática o provisión de cartera es un factor preocupante según un informe de Cordes. La Superintendencia de Economía Popular y Solidaria reconoce falencias en las provisiones, pero la Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera estableció un cronograma hasta el 2021. Explica que las cooperativas que eran regidas por el MIES no lo hacían, por lo que gran parte de su cartera en riesgo no estaba provisionada.

A junio las cooperativas del segmento 1 alcanzaron el 100% de provisión mínima requerida. Para diciembre, el segmento 2 deberá llegar al menos al 80% de provisiones mínimas.

Cordes pide fortalecer los controles y corregir las debilidades de la normativa. Su informe señala una serie de flexibilidades en las normas de control de las cooperativas que podrían llegar a afectar la seguridad de sus clientes. Asegura que estas tienen normas más laxas que las de los bancos. Por ejemplo, en la Ley de Reactivación Económica hay una transitoria que da la posibilidad de que cooperativas más pequeñas no publiquen sus balances hasta por dos años. Eso vulneraría los derechos de los clientes a contar con información. (I)