Una vez que el exagente Raúl Ch., procesado por el secuestro de Fernando Balda en Colombia, dijo que Pablo Romero, ex secretario nacional de Inteligencia (Senain), le ordenó las operaciones contra el activista político, y que el expresidente Rafael Correa sabía de todas esas acciones, el exmandatario asegura que todo “es un gran montaje” porque no sabían cómo llegar hasta él.

Correa insistió, en una entrevista en el portal Ecuador Inmediato, en que no conoce a Raúl Ch. Dijo, además, no tener la cercanía con Romero como para tratarlo de Flaco, como señaló el extitular de Senain.

“Si he dispuesto algo es en estricto apego a la ley (...). Quién cree que un presidente de la República va a hablar en altavoz con un policía para decirle sí lo apoyamos en un secuestro y cuando fracasa el secuestro, incluso, el presidente directamente lo llama y le dice: Compañerito, no te preocupes que el Flaco te va a arreglar todo”, explicó Correa.

Publicidad

Sobre si optará por el asilo político, Correa dijo que esa decisión la tomará con sus abogados en su momento.

En tanto, ayer el excomandante de la Policía Rodrigo Suárez llegó a la Fiscalía para dar su versión del caso. El oficial retirado refirió que explicó cómo se da la cadena de mando en la institución y a quién deben reportarse los uniformados que están en la Senain.

El general Diego Mejía, otro excomandante de la Policía llamado a declarar, no acudió a la convocatoria. Raúl Ch. dijo que Mejía lo llamó a su celular luego tras fallar la operación para traer a Balda a Ecuador.

Publicidad

Ledy Zúñiga, exasesora jurídica del Ministerio del Interior y exministra de Justicia, también fue nombrada por Raúl Ch., quien dijo que ella viajó a Colombia el 23 de noviembre de 2012 para resolver los casos Angostura y Balda.

La exfuncionaria de Correa dijo que en esa fecha hizo un viaje familiar a Colombia y que no conocía ninguna operación contra Balda, así como tampoco de petición alguna para ayudar a agentes que pudieron haber participaron en ese hecho. (I)