En un tiempo no mayor a 15 días, la Arquidiócesis de Cuenca espera resolver el caso del sacerdote César C., acusado de presunto abuso sexual a un niño hace más de 50 años.

Jorge Palacios, la presunta víctima que hoy tiene 63, dijo que denunció el hecho hace 10 años, pero el proceso no habría prosperado porque según el Código Penal, ya prescribió.

Indicó que el delito se habría dado durante toda su primaria y parte de la secundaria en uno de los planteles que administraba el religioso que fundó centros educativos particulares, la Universidad Católica de Cuenca, el canal de televisión Telecuenca, radio Ondas Cañaris y el hospital Universitario Católico.

Publicidad

La razón para hacer pública la denuncia luego de diez años renace tras la intención del Concejo Cantonal de Cuenca de otorgar una presea a César C. en la sesión solemne del pasado 12 de abril. El religioso se excusó de recibirla a través de una carta aduciendo temas de salud, pues hoy supera los 93 años. (I)