La Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (Aedep) exhortó hoy a los Gobiernos de Ecuador y Colombia a activar mecanismos de seguridad para salvaguardar "la vida y dignidad" del equipo periodístico de El Comercio secuestrado el 26 de marzo.

En un comunicado publicado en la prensa local, la Aedep se refirió al secuestro del periodista Javier Ortega (36), del fotógrafo Paúl Rivas (45) y del conductor Efraín Segarra (60) en la zona de Mataje, fronteriza con Colombia, mientras "cumplían su tarea de informar al país".

Apuntó que el secuestro de ese equipo del diario El Comercio "no es un problema solo de periodistas, es un asunto de Estado".

"El Estado ecuatoriano ha sido atacado y han sido conculcadas las libertades, este es un tema que debe ser tratado como política de Estado", apunta en el comunicado en el que señala que "están en riesgo las libertades y esencialmente la democracia".

Publicidad

Apunta que "el plagio es también una manera de intimidar, censurar, acallar a la prensa. Una manera violenta que atenta los derechos humanos e impide que la población sea debidamente informada".

"No podemos permitir que esta triste experiencia se convierta en una práctica permanente, que grupos irregulares externos pretendan imponer su ley", puntualizó en el escrito, en el que añade que Quito y Bogotá deben solucionar "lo más pronto posible este episodio que pone en riesgo la democracia y seguridad de todos los ecuatorianos". 

Este martes 10 a las 18:00, en Guayaquil, los familiares de los tres secuestrados participarán de un plantón en la Plaza Rocafuerte (junto a iglesia de San Francisco) para visibilizar la situación de cautiverio de sus seres queridos.

Autoridades difieren sobre dónde están secuestrados

Mientras el ministro ecuatoriano del Interior, César Navas, insiste que los tres miembros del equipo periodístico secuestrados en la frontera norte están "presuntamente" en suelo colombiano, el fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, afirmó que los datos con los que cuentan las autoridades indican que los tres miembros del equipo periodístico están retenidos en Ecuador.

En una exposición durante una cita con prensa extranjera, Navas vinculó a los últimos detenidos en relación a la colocación de un artefacto explosivo en una torre eléctrica en Viche, provincia de Esmeraldas la semana pasada, con los autores del atentado con coche bomba junto a un cuartel policial en San Lorenzo, el pasado 27 de enero.

Publicidad

Desde entonces, rige un estado de excepción en ese cantón y en el de Eloy Alfaro, que ha renovado recientemente el Gobierno debido a la inseguridad en torno a la frontera que se ha cobrado las vidas de cuatro marinos ecuatorianos, dejado una decena de heridos y los tres secuestrados.

Desde esa fecha, precisó se han incrementado en un millar los miembros de seguridad y de la Policía en el área para hacer frente a lo que Ecuador califica como grupos del crimen organizado trasnacional, y Colombia, grupos armados organizados residuales.

Con todo, estas organizaciones, son el resultado de la "atomización" o descomposición de guerrillas como las FARC, disidentes con el proceso de paz y dedicadas fundamentalmente con actividades de narcotráfico.

La columna de "Oliver Sinisterra", bajo el mando del individuo que responde al alias del "Guacho", un disidente de las FARC, estaría compuesta, según Navas, por unos 2.000 miembros e involucrada en los últimos ataques en suelo ecuatoriano y el secuestro del equipo periodístico. (I)