Nuevo ataque cobra ya la vida de 3 militares en Esmeraldas

Santiago Molina
Miércoles, 21 de Marzo, 2018 - 00h00
21 Mar 2018
Nuevo ataque cobra ya la vida de 3 militares
SAN LORENZO, Esmeraldas. Infantes de Marina del Destacamento Naval Mataje suben de prisa a una camioneta tras enterarse del ataque en Mataje.
Nuevo ataque cobra ya la vida de 3 militares
(Tomada de la cuenta de Twitter @nenitabetsy) MATAJE, Esmeraldas. Militares heridos en el ataque de ayer fueron llevados por sus compañeros hasta un helicóptero de la Fuerza Aérea Ecuatoriana.
San Lorenzo -

Eran las 13:00 de ayer y las ambulancias iban y venían por las calles de San Lorenzo, en el norte de la provincia de Esmeraldas. Camiones militares con personal armado salían del Batallón de Infantería de Marina, helicópteros sobrevolaban la zona y carros policiales se movilizaban por doquier. La población salía a las veredas y susurraba que algo malo pasó.

Un marino chequeaba su celular y daba tragos largos de saliva. Un ceño de fastidio y dolor enmarcaba unos ojos que se llenaban de lágrimas cada vez que repetía: “Cuándo va a acabar todo esto”.

Lo que miraba en su celular el uniformado eran fotos de navales ensangrentados que él decía que los conocía y que incluso a algunos los vio en la mañana, horas antes de un nuevo ataque con un artefacto explosivo, que esta ocasión sufrió, cerca de las 10:00, una patrulla que realizaba operaciones de vigilancia y control en la vía hacia la parroquia Mataje.

Sobre la vía Padre Lino Campesan, a la salida de San Lorenzo, navales en una camioneta artillada, a velocidad y con las balizas y la sirena encendidas, pedían que los autos se hagan a un lado. El carro llevaba siete militares con armas de grueso calibre que iban a apoyar en la extracción de heridos y a retomar la seguridad en Mataje.

Lo que se conocía hasta ese momento era que el ataque se produjo en condiciones similares a las del patrullero policial que fue afectado por una carga explosiva casera en Alto Tambo, la mañana del domingo último. Horas más tarde se explicaba oficialmente que el artefacto explosivo era de fabricación artesanal y que fue colocado a un costado de la carretera para su detonación.

Este nuevo ataque en la frontera norte dejó tres militares muertos y al menos once heridos, según información oficial.

Antes de conocerse el número de fallecidos y heridos, en el destacamento de Mataje, ubicado kilómetros antes de la parroquia del mismo nombre y de donde salió la patrulla atacada, un par de vallas y una cinta amarilla advertían que el paso estaba restringido. Un jeep con placas colombianas, que iba con dos mujeres y tres niños, retrocedió y salió del lugar al saber que hubo un ataque.

El carro artillado se perdía velozmente en una de las curvas de la vía, mientras uno de sus pasajeros hacía una señal a uno de los dos helicópteros que sobrevolaban la zona. En el destacamento, los militares se movían para todos lados y sus rostros revelaban preocupación.

Para este punto, en San Lorenzo ya todos sabían del nuevo ataque que dejó muertos, heridos graves y hasta navales mutilados. En la calle la gente decía que “esto ya se salió de control” y que se necesitan medidas drásticas para acabar con esta ola de terror que empezó el 27 de enero pasado con la explosión del carro bomba en el Comando Policial de su cantón.

Las víctimas fueron llevadas al hospital fiscomisional Divina Providencia, de San Lorenzo, desde donde fueron evacuados vía aérea los más graves (3) a Quito, al Hospital Militar.

Los nombres de Luis Mosquera, Jairon Sandoval y Sergio Elaje comenzaron a replicarse entre la población como los militares que fallecieron. Tiempo después, en las redes sociales y a nivel nacional circulaban los mensajes de condolencias.

Afuera del hospital, en cambio, llegaban familiares para saber si los suyos estaban entre los heridos o fallecidos. Unos luego de agradecer a Dios se retiraban del sitio porque les dijeron que no había nadie con el nombre que buscaban. Pero eso no sucedió con Flor María, una adulta mayor que desató en llanto y entró en crisis al enterarse de que su yerno, el suboficial Luis Mosquera, era uno de los fallecidos.

Tenientes, cabos segundos y marinos son parte de la lista de heridos que han sido tratados, en primera instancia, en el hospital Divina Providencia.

El presidente Lenín Moreno afirmó anoche, con un tono enérgico: “Vamos a buscarlos, vamos a capturarlos y se van a arrepentir de sus acciones criminales... Estas tres vidas que hemos perdido nos conmueven profundamente, pero no vamos a amilanarnos”. (I)

Cronología

27 de enero 2018
Ataque a cuartel. Un carro bomba colocado en la parte posterior del Comando Policial de San Lorenzo explotó a la 01:40, dejando 28 heridos y 37 casas dañadas, además de la infraestructura del cuartel.

17 de febrero 2018
Fuego cruzado. Soldados ecuatorianos se enfrentaron a bala a grupos armados, en el sector El Pan, cerca de San Lorenzo. Hubo un detenido.

16 de marzo 2018
Otro retén atacado. Dos uniformados con heridas leves y daños en el retén de la Armada de Borbón deja nuevo ataque con explosivo casero. Dos días después, el 18, se dan dos ataques más.

Opinión sobre situación actual en frontera norte

René Yandún, general en servicio pasivo y asambleísta de Carchi
‘Indispensable revisar sistema jurídico de FF.AA.’

“Es un problema de carácter internacional, mundial, en el que las organizaciones de narcotraficantes han utilizado diferentes medios para poder incursionar en diferentes territorios o países en el mundo (...). Desgraciadamente hemos sido contaminados por parte de Colombia en vista de que no se han cumplido los acuerdos binacionales. Colombia ofreció en el año 2000, mediante su plan, que su frontera iba a ser militarizada a fin de evitar que las fuerzas guerrilleras de Colombia o los narcotraficantes pudieran pasar a Ecuador”.

“En el país, internamente, vemos que la Secretaría Nacional de Inteligencia no ha cumplido con su trabajo, con su responsabilidad de emitir la información, la inteligencia que así se denomina, anticipando este tipo de acontecimientos”.

“Y por otro lado, tenemos una circunstancia muy especial, que nuestras Fuerzas Armadas, desgraciadamente, desde que se inició el correísmo, en ningún momento fueron modernizadas en su armamento, su equipamiento y especialmente en todo lo que se refiere a comunicación satelital y también en lo que se denomina guerra electrónica. Por tanto hay un debilitamiento de las Fuerzas Armadas, por aire, tierra y especialmente en el área marítima que es lo más débil y sensible. Considero indispensable la revisión de todo el sistema jurídico de Fuerzas Armadas, hay una falta de leyes, como por ejemplo la Ley de Control Aéreo”. (I)

Nuevo ataque cobra ya la vida de 3 militares en Esmeraldas
Ecuador
2018-03-21T01:16:40-05:00
Detonación de explosivo afectó a patrulla que hacía vigilancia en la vía hacia Mataje. Ocurrió a dos días de otro ataque en Borbón.
El Universo