La fuerza del invierno sigue generando estragos en zonas rurales de Manabí, Los Ríos y Guayas, donde se han registrado inundaciones, fuertes vientos y deslizamientos.

Una vivienda de madera y caña en la comunidad Isla Florecida de la parroquia Ricaurte quedó afectada por un deslizamiento de tierra y piedras.

Allí vivían cuatro personas, entre ellas, dos de la tercera edad. Betty Gómez Saldarriaga,  una de las habitantes,  indicó que vivieron momentos de pánico mientras descansaban la noche del lunes.

Escucharon un estruendo con el deslizamiento de una loma que traía  palizada, tierra y piedras. Eso se llevó la mitad de la casa y perdieron todos los enseres, además de varias gallinas y chanchos.

Publicidad

“Nosotros nos quedamos en el cuarto y nos abrazamos todos a esperar lo que Dios diga. Gracias a Dios no hubo pérdidas humanas, a esa hora nos tuvimos que ir a donde los vecinos”, dijo  Gómez.

El alcalde y presidente del Comité de Operaciones Emergentes (COE),   Deyton Alcívar,  desplazó un equipo técnico de la Subdirección de Gestión  de Riesgos y Desastres para evaluar los daños ocasionados para levantar información y reportar el caso a la Secretaría de Riesgos  para su debida atención y apoyo.

En la vía Ñause también se reportaron deslizamientos de tierra. “En total tenemos seis tramos críticos en las lomas La Napa, La Balsa, en los esteros La Pei y Felipe Mera, en la entrada a 12 de Octubre y en el sector de Heriberto Zambrano”, dijo Raúl Loor.

Las comunidades afectadas son El Ceibo, La Villa, Cevallos, Nueva Vida, La Ruda, Puerco 1 y 2, Capilla Ñause, La Raspadura, San Francisco de Ñause, El Aguacate,  12 de Octubre, Betillal, entre otras.

En la zona rural de Los Ríos también hay complicaciones por el invierno, especialmente en Pimocha. Unas 600 familias se encuentran aisladas por las inundaciones. Eso ha complicado el trabajo en el campo.

Se estima que unas 200 hectáreas que eran cultivables se encuentran bajo el agua por las  lluvias intensas que golpean la zona. En Los Ríos hay unas 450 personas afectadas por las lluvias. (I)

Guayas
Una intensa lluvia acompañada por fuertes vientos alarmaron el lunes a moradores de El Triunfo, cantón de Guayas.

Videos aficionados que circularon por redes sociales recogieron los momentos en los que vientos ‘huracanados’ movían las toldas de puestos del centro y techos de zinc de casas. Debido a la fuerza del viento, una antena de comunicación ubicada en la zona céntrica cayó. El hecho no generó víctimas mortales, pero sí asustó a los vecinos de la zona. (I)