Pichincha fue en el 2017 la provincia con más casos reportados por enfermedades epidemiológicas, según el Ministerio de Salud Pública.

Del total de 130.588 casos a nivel nacional, la neumonía fue la que más afectados tuvo, con 94.107; esto es, el 72,06% de todas las personas reportadas con alguna enfermedad epidemiológica el año pasado.

Pichincha tuvo 35.867 casos, de entre todas las enfermedades epidemiológicas, lo que equivale al 27,46% de total nacional. Sin embargo, esa cifra es menor a la registrada en esa misma provincia en 2016, cuando se llegó a 41.281 casos.

Siguieron en número de casos en el 2017: Guayas, con 13.082; Chimborazo (9.684), Manabí (7.613), Azuay (6.337), Imbabura (6.273), Napo (5.478), Esmeraldas (4.322), Tungurahua (4.313), Morona Santiago (4.175), Loja (4.133), Orellana (3.554), Cotopaxi (3.539), Cañar (3.346), Santo Domingo de los Tsáchilas (3.151), Zamora Chinchipe (3.128), El Oro (2.717), Pastaza (2.616), Carchi (2.508), Los Ríos (1.613), Bolívar (1.212), Sucumbíos (1.043), Santa Elena (705), Galápagos (174) y en zonas no delimitadas (5).

Publicidad

Esos casos se registran semanalmente en la Gaceta Epidemiológica, cuyos resultados los presenta la Dirección Nacional de Vigilancia Epidemiológica.

La Gaceta Epidemiológica tiene como fin proporcionar información nacional oportuna, que es generada desde los establecimientos operativos de la Red Pública de Salud.

Esta información se recoge del subsistema de vigilancia SIVEAlerta, en el que se vigilan los eventos de alto potencial epidémico, brotes y epidemias.

A continuación un cuadro con el total de casos por provincia en el 2017, agrupados por tipo de enfermedad epidemiológica:

En el grupo de las enfermedades inmunoprevenibles o que se pueden prevenir con vacunas, entre ellas la varicela, parotiditis o paperas, hepatitis B, tétanos, tosferina, entre otras, Pichincha tuvo la mayor cantidad de casos, con 3.936; seguido de Guayas y Manabí.

En Pichincha esa cifra descendió el año pasado con respecto al 2016, cuando se dieron 4.077 casos; mientras aumentó en Guayas (de 2.071 a 2.436) y Manabí (de 786 a 1.388).

Publicidad

En el caso de la varicela, la provincia que más casos registró fue Pichincha (3.223); sin embargo, en esa parte del país el número de afectados ha venido descendiendo en los últimos años, con 3.763 en 2015; 3.334 en 2016 y 3.223 en 2017. A nivel nacional esta enfermedad registró un incremento del 8,32% el año pasado respecto al 2016, y en donde más aumentaron los casos fue en Manabí (pasó de 630 a 1.191) y en Guayas (subió de 1.757 a 2.164); mientras en donde mayor disminución hubo fue en Orellana (bajó de 481 a 281) y en Pichincha (pasó de 3.334 a 3.223). Del total de 12.469 personas afectadas con varicela en el 2017, las edades con mayor incidencia fueron entre los 5 y 9 años (3.420 casos: 1.698 niños y 1.722 niñas), y entre 20 y 49 años (3.127: 1.567 hombres y 1.560 mujeres).

Los casos de hepatitis B se han venido reduciendo en los últimos cuatro años (741 en 2014, 620 en 2015, 590 en 2016 y 486 en 2017). La provincia con mayor cantidad de afectados en el 2017 fue Pichincha (171) y en donde mayor disminución hubo respecto al 2016 fue en Guayas (bajó de 127 a 46) y en Pichincha (pasó de 234 a 171); aunque subió principalmente en Imbabura (de 6 a 21), en Orellana (de 15 a 28) y en Manabí (de 31 a 44). Esta enfermedad afectó más a las personas de entre 20 y 49 años, con 270 casos (146 hombres y 124 mujeres).

En el caso del tétano se ha venido incrementando, aunque en cifras pequeñas, en los últimos tres años en el país (49 en 2015, 52 en 2016 y 61 en 2017). En el último año de esos 61 casos, dos fueron por tétano neonatal: uno en Buena Fe (provincia de Los Ríos), con una neonata de siete días de vida, que fue atendida en el hospital Francisco Icaza Bustamante, en Guayaquil, y que tras 30 días de atención salió en buen estado general y se mantuvo con vida; mientras el otro caso ocurrió en la parroquia rural San José de Poaló (provincia de Cotopaxi), con una neonata de ocho días de vida, que fue atendida en el hospital Latacunga, pero que finalmente falleció. La provincia con más casos en el 2017 fue Manabí (15), y la edad con mayor cantidad de afectados (13) se dio entre los 20 y 49 años (7 hombres y 6 mujeres).

Entre otras enfermedades inmunoprevenibles está la tosferina, que en el último año también se incrementó a nivel nacional, pasando de 12 casos en el 2016 a 52 en el 2017. En Pichincha se registraron 27 de esos 52 casos, esto es el 51,92% del total, y los más afectados fueron los infantes de entre 0 y 11 meses, con 45 (28 del sexo femenino y 17 del masculino). 

La parotiditis o paperas venía disminuyendo desde el 2014, pero el año pasado tuvo un repunte del 8,88% respecto al 2016. En el 2014 hubo 1.520 casos; en el 2015, 1.491; en el 2016, 1.352, y en el 2017 subió a 1.472. La provincia con más casos fue Pichincha (504), pero las que mayor incremento tuvieron fueron: Imbabura, con 44; y Carchi, con 38, ambas en la parte norte del país. El grupo de edad más afectado en el 2017 fue el de entre 5 y 9 años, con 410 casos (234 hombres y 176 mujeres).

Entre las enfermedades transmitidas por agua y alimentos están la fiebre tifoidea y paratifoidea, la hepatitis A, las infecciones debido a la salmonela, la shigelosis o gastroenteritis y otras intoxicaciones alimentarias.

La fiebre tifoidea y paratifoidea venía en descenso desde el 2014, pero el 2017 volvió a incrementarse en un 36,39% respecto al 2016. En el 2014 hubo 2.998 casos; en el 2015, 2.094; en el 2016, 1.253; y en el 2017 subió a 1.709. La provincia con más casos fue Pichincha (320) y las que más incremento tuvieron fueron: Santo Domingo de los Tsáchilas (de 18 a 210) y Pichincha (de 215 a 320); aunque donde más bajó fue en Guayas (de 198 a 132). El rango de edad de los más afectados en el 2017 fue el de entre los 20 y 49 años, con 669 casos (273 hombres y 396 mujeres).

La hepatitis A se ha venido controlando en los últimos años: en el 2014 hubo 7.824 casos; en el 2015, 5.344; en el 2016, 3.453; y en el 2017, 3.502. Aunque la provincia con mayor índice fue Pichincha (1.271), sin embargo fue la parte del país donde más bajó (de 1.642 a 1.271), y la que mayor incremento tuvo el año pasado fue Manabí (de 153 a 533). La edad de más afectación fue la de entre 20 y 49 años, con 986 casos (591 hombres y 395 mujeres).

En las infecciones debido a la salmonela hubo un incremento del 7,82% en el 2017 respecto al año anterior. Aunque en Manabí se lograron reducir 218 casos en relación al 2016, sin embargo esa provincia es la que mayor cantidad de afectados registró en el 2017, con 331. Las personas de entre 20 y 49 años fueron las que más enfermaron, con 841 casos (332 hombres y 509 mujeres).

La shigelosis o gastroenteritis tuvo un descenso del 10,37% en el total nacional del 2017 (pasó de 627 a 562 personas). La provincia que más casos tuvo fue Pichincha (299) e incluso es la que más incremento registró (subió de 230 a 299); mientras donde más descendió fue Imbabura (de 118 a 7). El rango de edad con más casos fue el de entre 20 y 49 años, con 174 personas (95 hombres y 79 mujeres).

Y en otras intoxicaciones alimentarias hubo un ligero incremento del 1,11% en el 2017 respecto al 2016, en donde Pichincha tuvo más afectados, con 3.034 casos, de un total nacional de 11.921. En donde más aumentaron los afectados fue en Azuay (de 266 a 499) y en donde más disminuyó fue en Manabí (de 1.246 a 823). Las personas que más enfermaron por este motivo estuvieron en el rango de entre los 20 y 49 años, con 4.162 (1.893 hombres y 2.269 mujeres).

En el grupo de las enfermedades respiratorias está la neumonía, que en el 2017 bajó 6,15%. La provincia donde más casos se registró fue Pichincha (26.762), de un total nacional de 94.107; aunque en esa parte del país también fue donde más disminuyó el año pasado (de 32.079 a 26.762); mientras en Chimborazo fue donde más se incrementó (de 6.163 a 8.479). La edad de más afectación fue la de entre 1 y 4 años, con 28.186 niños (14.984 hombres y 13.202 mujeres); esto es, el 29,95% del total nacional de casos.

Y en el grupo de las enfermedades por efectos tóxicos están la mordedura de serpientes, la intoxicación por alcohol metílico, y la intoxicación con plaguicidas.

Por mordedura de serpientes hubo una disminución del 15,52% de casos en el 2017, teniendo a Manabí como la provincia con mayor registro, con 238 personas afectadas de un total nacional de 1.448, mayormente en la edad de entre los 20 y 49 años, con 653 casos (194 mujeres y 459 hombres).

En el caso de la intoxicación por alcohol metílico hubo un incremento del 1.750%, ya que en el 2016 sólo se registraron 4 afectados, mientras el año pasado hubo 74, principalmente en Pichincha (59). La edad en la que más casos se dieron fue entre los 20 y 49 años, con 52 (3 mujeres y 49 hombres).

Y por intoxicación con plaguicidas se registró el 10,32% más de afectados en el 2017, con Manabí como la provincia con más casos (176) de un total nacional de 684. Entre los 20 y 49 años hubo 375 personas (300 hombres y 75 mujeres). (I)