La Asociación de Mujeres Indígenas Mushuk Kausay, de la comunidad Calerita Santa Rosa, agrupa a 14 emprendedoras que se dedican a elaborar yogur con el tubérculo conocido como mashua. Su empresa está ubicada en Chaupi Zambrano, vía San Juan a la Reserva de Producción Faunística de Chimborazo, en Riobamba.

La vida jurídica de esta organización nace en 2002. Su principal actividad económica de un inicio fue la parte social, un poco de agricultura, crianza de especies menores y otros.

Para el 2015 comenzaron a elaborar el yogur con mashua de manera manual con el asesoramiento del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), que les ayudó con la maquinaria para, desde 2016, trabajar mecanizadamente.

Publicidad

“Como mujeres han decidido elaborar el yogur con mashua porque se cuenta con materia prima, antes no tenía un costo, pero ahora sí, le hemos dado el valor agregado a nuestro producto andino”, señala María Cutiupala, presidenta de la asociación.

El yogur se vende en ferias de emprendimiento organizadas mensualmente por el MAG, y por el GAD provincial, cada viernes; además, de mercados de otras ciudades que ya tienen pedidos desde Quito.

Gloria Borja, una de las socias y quien trabaja en la planta procesadora, cuenta que la marca del producto se le ha denominado Tandami Huarmi.

Publicidad

La presidenta de la asociación explica que con el apoyo de los técnicos parroquiales del MAG hace casi dos años iniciaron la elaboración de yogur con mashua, un rubro cultivado ancestralmente en la zona y que tiene beneficios para la salud.

También señala que reciben asistencia técnica en la cadena productiva que se maneja de forma orgánica en cada uno de los procesos de elaboración de este yogur hasta llegar a la comercialización.

Publicidad

Cutiupala recordó que la asociación que representa participó en el concurso de Innovación para la Agricultura Familiar Campesina para Jóvenes Emprendedores Rurales, logrando un segundo lugar en la categoría Proyectos en Marcha. (I)