Varias organizaciones campesinas representadas por la Federación de Centros Agrícolas y Organizaciones Campesinas del Litoral (Fecaol) anunciaron ayer en Guayaquil un paro campesino para el próximo miércoles, en ocho provincias.

Richard Intriago, director nacional de Fecaol, señaló que se trata de un paro preparatorio que durará tres horas.

"Muy pacíficamente presentaremos el rechazo a las políticas agrarias que nos han afectado”, sostuvo el dirigente, quien identificó como una de las principales exigencias del sector el pedido de terminar con la comercialización injusta de los productos del campo, en especial del arroz, el maíz, el cacao, entre otros.

Otra de las exigencias es la restitución de la educación popular. En este punto, Glenda Cagua, presidenta de los Educadores Populares, señaló que el cierre de las instituciones comunitarias ha afectado la educación del sector rural. “Tenemos 1.600 educadores populares a los que no les han hecho las aportaciones al Seguro Social, tienen 60 u 80 años y no se pueden jubilar”, denunció.

Intriago aseguró que de no ser escuchados el miércoles se propondrá una fecha para un paro nacional indefinido. (I)