Ricardo Rivera, tío del vicepresidente Jorge Glas; el gerente de Transporte de Petroecuador, Ramiro C.; el exfuncionario de la Senagua Carlos V.; y el empresario Édgar A. fueron también sentenciados a seis años de reclusión menor ordinaria en calidad de autores del delito de asociación ilícita.

El tribunal, presidido por Édgar Flores, señaló que Rivera, como tío del vicepresidente, realizó el enlace con José Santos, de Odebrecht, para traficar influencias y lograr contratos estratégicos a cambio del pago de retribuciones económicas no previstas en la ley.

De Ramiro C. se dijo que en su calidad de funcionario público tuvo el dominio del contrato para el poliducto Pascuales-Cuenca, adjudicado a Odebrecht. El tribunal definió que al evidenciarse un presunto delito de falsificación ideológica o defraudación tributaria, la Fiscalía debe investigar tales hechos en relación con Vladimir Sper y Ramiro C.

Sobre Carlos V., el Tribunal dijo que como parte de la Senagua él realizó la “promoción ilegal” bajo el pretexto de priorización de la información previa relacionada con el proyecto Daule-Vinces. Flores resaltó que este procesado habría reconocido en su testimonio que esta promoción la hizo por disposición de su superior, ingeniero Walter Solís.

La función pública de la que se habrían valido estos exempleados del Estado, al igual que Jorge Glas, fue tomada como una agravante para determinar la sentencia. A los procesados José T., Gustavo M. y Kepler V. el tribunal les impuso la pena modificada de catorce meses de prisión que corresponde al 20% de la pena. Según el conjuez Flores, esta sentencia se daba en atención a la cooperación brindada por estos a la Fiscalía General del Estado.

Respecto de Diego Cabrera, otro de los investigados, al evidenciar que no existe nexo causal que lo relacione con los hechos que son materia de juzgamiento, ratificó su estado de inocencia.

En lo que refiere a la reparación inmaterial, todos los sentenciados deberán pagar $ 33’396.116 que es la afectación al patrimonio del Estado definido por el tribunal. (I)