Jefferson Pérez, el recordado campeón de marcha atlética ecuatoriano, se decidió a una participación política activa. Anunció la determinación de una postulación, sin aclarar el cargo al que aspiraría. Su proyecto político está en elaboración.

¿Qué lo motiva a tomar esa decisión si en otras oportunidades dijo no?

Nos están metiendo las manos en los bolsillos y estamos callados sin decir nada. Creo que es una oportunidad extremadamente interesante para la ciudadanía. Nos hemos mantenido al margen por mucho tiempo, pero ya no podemos hacerlo...

Publicidad

¿Cómo sería su incursión en la política?

Estamos trabajando en una propuesta de Gobierno, eso es lo primero. Estoy generando diálogos, no negociaciones. Si el proyecto está listo, seré candidato. Espero que esté listo en seis meses y de ahí lo haremos público.

¿Cuál es su aspiración?

Publicidad

El deporte me enseñó que debo apuntar a lo más alto.

¿Lo más alto es la Presidencia de la República?

Publicidad

Quizás en algún momento, es muy probable.

¿Cuál es la ideología política de Jefferson Pérez, izquierda, centro o derecha?

En pensamiento soy de centro, de filosofía de compartir con eficiencia. Me formé en las universidades privadas y en la calle, en los mercados. Si mañana digo definitivamente no quiero saber nada de la empresa privada, son unos malos y todo debe hacer el Estado, estaría muy equivocado. Por otro lado, decir demos a la empresa privada que haga todo, no concuerdo.

¿Con quién trabaja su proyecto político?

Publicidad

Estoy rodeado de personas que manejan áreas estratégicas como movilidad, política, economía. Son gente honesta, transparente.

Hablemos de la actualidad. ¿Cómo analiza los primeros meses del nuevo Gobierno?

Está rompiendo muchos paradigmas, creo que ha sido bastante interesante la posición del presidente (Lenín Moreno), no está diciendo vamos a repartirnos la nación. Decían que si ganaba Guillermo Lasso era peligroso porque generaría una cacería de brujas impresionante, sin embargo, hoy veo que porque un fiscal y un contralor deciden hacer investigación están siendo llamados a la Asamblea. Entonces mi reflexión es ¿quién está haciendo la cacería de brujas en este momento?

¿Cómo analiza las denuncias de supuesta corrupción en los llamados casos Odebrecht o Caminosca, que involucran a autoridades nacionales?

Estamos en el momento que podemos hacer un punto de quiebre, donde podemos hacer una involución o una evolución total. Ya tenemos carreteras, infraestructura, ahora ¿cómo vamos a utilizar todos esos elementos?
(I)