Este jueves el impuesto al valor agregado (IVA) bajará del 14% al 12% y regresará a la tasa de antes de junio del 2016 cuando entró en vigencia La Ley Solidaria y de Corresponsabilidad Ciudadana para apoyar a las provincias afectadas por el terremoto del 16 de abril de ese año, Manabí y Esmeraldas.

Hasta el 19 de mayo pasado se recaudó por este impuesto una contribución para estas provincias de $ 681’958.250,51, según cifras del Servicio de Rentas Internas (SRI).

Lea además: En locales se busca sostener ventas ante próxima reducción de IVA al 12%

Este cambio, esperado por los consumidores que aguardan una disminución en los precios, viene acompañado del desmontaje total de las salvaguardias arancelarias vigentes desde marzo del 2015 y que estaban previstas ser retiradas en 2016, pero se extendieron hasta junio de este año, con un cronograma de desmontaje que se inició en abril pasado.

Publicidad

Sin embargo, el efecto del retiro de las salvaguardias no se reflejará de inmediato en los precios como el IVA, advierten administradores de negocios consultados por este Diario.

Lea también: Devoluciones del IVA buscan mover e-dinero

Freddy Mosquera, subadministrador de Maxitec, una tienda de tecnología en el Mall del Sol, explica que para que los productos bajen de precio por la eliminación de las salvaguardias primero debe agotarse el stock que llegó a la tienda con el impuesto que se pagó al importar la mercadería.

Luego, en nuevos pedidos, llegarán los productos que no hayan pagado las sobretasas y puedan ser puestos a la venta a un menor precio, indica. Esto, estima Mosquera, se proyecta para septiembre próximo, no así los efectos del recorte del IVA que se reflejarán de inmediato en el precio.

Rómulo Chila, administrador de la tienda de Marathon Sport del Mall El Fortín, señala que este miércoles en la noche él y siete empleados deberán reetiquetar 13.700 ítems con nuevos precios por el cambio del IVA; de la facturación es el departamento de sistemas de la empresa que se encarga de la modificación del programa.

En cuanto a las salvaguardias, Chila descartó que desde el jueves se vaya a reflejar su eliminación en el precio de los productos. Explica que deberán pasar de tres a seis meses hasta que el stock de mercadería con salvaguardias se venda y llegue nueva sin ese recargo.

Publicidad

Asegura que se proyectan promociones y liquidaciones para darle mayor rotación a esos productos.

Igual situación proyecta Wiliam Crespo, administrador de la tienda de Lewis, en el norte de Guayaquil.

Él cree que la nueva mercadería que se pueda vender sin salvaguardias estará disponible desde agosto.

“Primero tiene que salir la mercadería con impuesto y después importar la nueva que ya vendría sin las salvaguardias”, sostiene Crespo, quien por el cambio del IVA tendrá que reetiquetar 2.700 ítems en su tienda. (I)