Un día después del anuncio de la convocatoria del presidente venezolano, Nicolás Maduro, de una Asamblea Constituyente ‘popular’, el país amaneció con calles bloqueadas por personas que acogieron el llamado de la oposición al ‘trancazo”, en rechazo a la propuesta del gobernante.

El caos se apoderó de algunos sectores con bolsas de basuras y escombros que se llenaron de más piedras, palos y restos de bombas lacrimógenas que fueron lanzados por las fuerzas de seguridad que reprimieron a los manifestantes.

“Estaremos en las calles hasta que el Estado entienda la inconformidad con la Asamblea Constituyente”, dijo Jorge Luis Olivares, de 55 años.

La oposición llamó hoy a una megamarcha contra el llamado a la Constituyente que fue rechazado por Brasil, cuyo canciller consideró como “un golpe”. “Es casi como echar nafta al fuego”, refirió la canciller argentina Susana Malcorra.

Publicidad

“La propuesta anunciada es errada, inconstitucional y fraudulenta”, afirmó el secretario general de la OEA, Luis Almagro. Chile también mostró su preocupación y dijo que la situación se ha agravado, mientras que EE.UU. observó que Maduro trata de cambiar las reglas de juego.

“Es obvio que el Gobierno no podría ganar una elección de este tipo y entonces hace una convocatoria tipo Frankenstein”, afirmó el analista Luis Vicente León

Al gobierno venezolano no le fue bien en la cita de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). La ausencia de siete países en el Salvador impidió la adopción de una declaración.

Mientras, las protestas para exigir que se convoque a elecciones generales y que ya dejan 29 muertos continúan. La crispación coincide con un colapso económico y una severa escasez de alimentos básicos y medicinas.

“Ellos protestan porque Maduro está haciendo las cosas mal”, dijo Carlos García, carpintero de 33 años quien caminaba ayer atravesando los trancazos. Caminaba también David Ramos, obrero de 58 años: “Normalmente tardo media hora para llegar al trabajo. Hoy, como dos horas, pero hay que protestar. Ya está bueno, no hay comida, no hay medicinas”.

Muchos de los comercios y escuelas se han mantenido cerrados y algunas instituciones y empresas trabajan a media marcha. Y a las perturbaciones del día a día se suma el temor.

Publicidad

Bandas armadas en motos han sembrado pánico en las noches y en las madrugadas. Así, prácticamente ha desaparecido en amplios sectores de Caracas la vida nocturna, reducida ya por la alta criminalidad. “El negocio ha estado mal. Por miedo, muchos prefieren no salir y tampoco hay ánimo”, dijo el empleado de un restaurante.

Negocios cierran temprano por temor a saqueos como los ocurridos en abril que dejaron 11 muertos en una noche.

Entre el nerviosismo, muchos se aprovisionan de alimentos y dinero en efectivo.

Convocar a la Constituyente requiere la aprobación ciudadana. Maduro, no ha dado detalles sobre un referendo.

Juristas críticos de Maduro también han dicho que convocar a una Constituyente es darle una carta blanca al presidente y sus aliados para introducir conceptos constitucionales que favorezcan su permanencia en el poder. (I)

Embargo
General motors Gm

Desconsolidación
La firma estadounidense General Motors anunció la desconsolidación de sus negocios en Venezuela, luego del “inesperado embargo” de la planta en ese país. 

Vámonos directo, para qué hacer un referendo consultivo si aquí tenemos el 347, que reza que “el pueblo venezolano es depositario del Poder Constituyente originario”.Aristóbulo Isturiz, ministro para las comunas