Pedro Delgado, exasesor presidencial y quien dirigía el fideicomiso que manejaba los bienes incautados a los exaccionistas de la banca cerrada, rechazó que tanto la oposición como el Gobierno le endilguen la culpabilidad de la crisis bancaria. No quiso revelar su estatus migratorio y dice ser casi un apátrida que no puede ni pisar el Consulado del Ecuador en Miami, EE.UU.

Delgado, hombre de confianza del presidente Rafael Correa, abandonó Ecuador el 20 de diciembre de 2012 después de reconocer que había falsificado su título universitario de economista y en medio del escándalo del caso Duzac. Más de cuatro años después, en un diálogo en un hotel con EL UNIVERSO, reveló que esa salida fue arreglada desde Carondelet, pero al poco tiempo el gobierno de la Revolución Ciudadana le dio la espalda. Sin mayores pruebas, aseveró, está condenado a ocho años de prisión por el préstamo de $ 800.000 al argentino Gastón Duzac.

¿Ud. redactó el Decreto 1492 para que la Corporación Financiera Nacional canjeara certificados de los bancos con problemas en 1999?
No, yo era el gerente de Riesgos de la CFN en ese entonces y se me pidió, al igual que los otros gerentes, un informe sobre el decreto que se iba a elaborar, pero yo no participaba de las reuniones con el ministro de la Producción, Juan Falconí, u otros funcionarios de alto rango. El decreto fue preparado por Falconí y los otros ministros. La oposición y el Gobierno quieren simplificar el tema.

¿Cuál fue su evaluación sobre el proyecto de decreto?
Que iba a tener riesgos y que iba a afectar seriamente la estabilidad de la CFN. Cuando el gerente general elevó un informe en enero del 2000 sobre los riesgos de ese decreto, mi informe constaba ahí y se advertía de un problema de liquidez para la Corporación de unos de $ 700 millones. Cuando Eduardo Valencia presentó un informe sobre la CFN ante el presidente Rafael Correa, se pidieron todos los respaldos documentales, mi informe estaba ahí.

Publicidad

Pero el economista Valencia lo menciona como responsable en ese informe.
Porque obviamente es más fácil decir Pedro ahora...

No, Valencia lo menciona a usted en abril del 2007, en el informe de la CFN entregado a Correa.
Todos los gerentes debemos estar mencionados. Desde el inicio advertí al respecto. La crisis tiene varios responsables...

¿Ese informe del que Ud. habla está en la CFN?
Sí, debe estar en los archivos.

¿Ud. canjeó CDR?
Sí, hice un canje de $ 15.000 o $ 20.000, que fue con un tío abuelo, que tenía congelado ese dinero y así pagué un préstamo. Lo hice porque iba a asumir un cargo de supervisión de la Superintendencia de Bancos, en septiembre de 1999.

¿Y Juan Falconí también lo hizo?
Sí, también lo hizo. Acuérdese de que Falconí enfrentó un juicio político en el Congreso Nacional como superintendente de Bancos. Para ese juicio, casi todos los informes que sustentaron su defensa en ese juicio, porque son los documentos que determinaban el hueco patrimonial de los bancos para su cierre, llevaban mi firma.

Eso fue en la época de la crisis a fines de los noventa. Luego usted retornó en el 2007 para estar cerca de Rafael Correa cuando asumió el Gobierno; ¿por qué mientras usted estuvo y hasta ahora no se puede cerrar ese capítulo?
Cuando Rafael gana las elecciones fui a Ecuador y le dije que debería resolver el problema de la crisis bancaria.

Publicidad

Ese tema fue parte de su campaña.
No lo sé porque yo no estaba en Ecuador. Después Rafael me llama para que le explique el tema de la crisis y luego me llamaron y fui a Quito como su asesor. La crisis hay que cerrarla por el lado de la gente y del Estado, e identificando responsables. Entre los varios responsables están los banqueros que no administraron bien sus bancos, los políticos que crearon leyes que garantizaban a cien por ciento los depósitos poniendo como administradores de la misma Agencia de Garantía de Depósitos a los mismos banqueros, funcionarios que no cobraron las deudas, por citarle algunos. Y también este Gobierno, porque cuando se inició el proceso para el cierre de la crisis, el secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, se opuso y sigue ahí hasta ahora usufructuando de los temas.

Pero el balance después de diez años es lamentable. La incautación a los hermanos Isaías Dassum, exaccionistas de Filanbanco, fue por una deuda de 600 millones. Hoy no se sabe si se saldaron las cuentas, qué empresas se vendieron o se entregaron a ministerios, si ya se cobraron todas las deudas, por ejemplo. Y tampoco se sabe sobre bienes incautados a otros banqueros.
El problema es que no se ha terminado de solucionar la crisis de la manera correcta. Hasta que yo estuve en la Ugedep o en el Banco Central, usted podía entrar a los portales web de esas instituciones y saber lo que pasaba con los bienes, con las empresas y con los deudores. Salí yo y sorpresivamente desaparecieron esos listados. A la gente que está ahí no le interesaba hacer bien las cosas y luego por intereses políticos, al no entender las cosas como son, han tratado de solucionar la crisis con leyes que van a causar problemas legales a futuro y están ocultando la capacidad de cobrar las deudas a los banqueros y deudores. Los bienes incautados deben venderse para imputar ese valor del hueco patrimonial de los bancos. Cuando Carlos Bravo, entonces gerente de la AGD, dijo en 2008 que iban a vender todos los bienes incautados en seis meses, eso no era posible porque muchas empresas incautadas no tenían los activos a su nombre. Había primero que hacer una determinación societaria.

¿No hubo apresuramiento en la incautación?, ¿no hubiera sido más fácil tomar los bienes que tuvieran un valor de $ 600 millones para cruzar cuentas?
El tema es que solo una vez que se toman las empresas uno puede darse cuenta de la estructura societaria.

Pero ya vamos a diez años, las instituciones cambian de nombres, los activos van de un lado a otro y tampoco se termina de cobrar a los deudores de la banca cerrada.
Si usted quiere solucionar la crisis, se deben valorar esos activos, venderlos y pagar a los acreedores. Cuando yo salí en 2012 quedaba muy poco por pagar, no superaba los $ 40 millones, a los privados, no al Estado. Entonces, si ya se ha pagado a los privados, deberían cobrarse cuentas con el Estado. Y ahí había problemas porque el presidente Correa decía que se entreguen bienes a los ministerios, pero se debía seguir un proceso legal antes de hacer eso.

Lo que está haciendo Rafael (Correa) ahorita es lavarse las manos por el apuro, porque es un incapaz de cerrar la crisis (bancaria)Pedro Delgado

¿Ud. tiene balances del Fideicomiso CFN-AGD No Más Impunidad?
Tengo balances hasta noviembre, pero en la CFN debería tener los balances y los cruces de cuentas. Acuérdese de que la prensa analizaba la información que se publicaba en los portales de la Ugedep. Pero ahora por la ley, aprobada el año pasado, permitieron la entrega de bienes sin valoración ni nada y eso podría provocar demandas porque no se sabe a qué valor se les descuenta el bien a los banqueros. Lo que está haciendo Rafael ahorita es lavarse las manos por el apuro, porque es un incapaz de cerrar la crisis.

¿Por qué el Gobierno actúa así cuando llegó al poder en 2007 con un discurso contra los banqueros corruptos?
Porque no les da la gana de resolver. Por ejemplo, en el tema de los canales de televisión. Esos canales ya debieron haber sido vendidos.

Se han puesto en un fideicomiso aparte.
Porque existe el interés de mantener un estado comunicacional, un estado de propaganda y un estado de control mediático básicamente. Si usted recuerda, cuando los canales estaban bajo mi administración no había control editorial de esos medios y ahí comenzaron los problemas con (Fernando) Alvarado. Ni Carlos Coello ni Enrique Arosemena pueden decir que yo les imponía una línea editorial. A los canales TC Televisión y Gamatv les entregamos recursos para que paguen impuestos. Al mes recibo una carta del Servicio de Rentas Internas (SRI) diciéndome que no se han puesto al día, les vamos a clausurar. Llamo a Arosemena y me dice: No, lo que pasa es que Vinicio (Alvarado) me ordenó que contratemos los derechos de transmisión de Barcelona. Pedí entonces un informe sobre la entrega de ese dinero y aquí le doy el documento, donde se indica que $ 300.000 se cancelaron a otra empresa que no es Barcelona. (En el informe se cita a la firma Goldlit S.A.). Ahí comenzaron los problemas y como discutíamos, finalmente los separaron y los pusieron bajo el control de Alvarado (Fernando, secretario de Comunicación) y ahora tienen $ 6 millones en deudas con varios equipos de fútbol y tampoco le pueden cobrar al Estado lo que le deben. Sí hubo gente que quería comprarlos. Y encima que venga Rafael a decir que ‘No podemos vender porque nos han amenazado’, por Dios, eso es vergonzoso, justifica la ineptitud y lo que pasa es que se quiere ocultar lo que han hecho con esos canales. El Ingenio EQ2 se vendió y por qué no van a poder vender los canales. 

¿El juicio que el entonces gerente de la AGD, Carlos Bravo, puso en Estados Unidos para incautar las empresas y bienes de los hermanos Isaías Dassum en Miami no fue un tiro por la culata?
Vale la pena poner en contexto esto. Carlos Bravo contrata a un estudio de abogados en la Florida para llevar este caso, pero lo hace sin informar a la AGD. A las pocas semanas de la salida Bravo, llega una carta pidiendo que entreguemos información para poder continuar el caso en EE.UU. Tuvimos que venir a Miami para conocer a estos profesionales, ya que Bravo ni siquiera le había notificado a la Procuraduría. En efecto la demanda era un intento de incautación aquí. Aquí está un informe de la gerente de la AGD, Katia Torres (menciona que el estudio jurídico contratado es Squire, Sanders & Dempsey). Lo increíble de esto es que los abogados se habían comprometido a contratar a un estudio jurídico en Ecuador para que los asesore, y ese estudio era el de Juan Falconí Puig, y estaban comprometidos $ 300.000 para ese estudio. Obivamente se ordenó no pagar ese monto ni continuar con esa asesoría. En efecto, iniciar el proceso en Florida no fue lo más adecuado.

Ustedes abandonaron ese juicio.
Mientras yo estuve a cargo no fue así, eso ya no fue mi responsabilidad. Después del 2012, cuando yo no estaba, en efecto el gobierno abandonó el proceso. Entonces Ud. me pregunta qué quieren hacer con la crisis, eso precisamente. Abandonaron también proceso en Panamá también. Al haber perdido el proceso en Miami, le está dando el derecho a los exaccionsitas de Filanbanco a reclamar. Es responsabilidad de Rafael el no haber exigido saber qué estaba pasando. Los dejaron morir.

Pero el presidente tiene este tema muy presente y siempre habla...
Pero de boca para afuera. Rafael lo único que está haciendo es bla bla, porque no ha hablado, no ha exigido. Yo le podía decir a Rafael las cosas a pesar de las críticas de Mera, Patiños y otros que podían chillar y patalear. Recuerde Ud. que cuando se creó la AGD se lo hizo por ley, cuando desapareció la AGD se transfirieron sus derechos, por ley, al Fideicomiso, pero Rafael desapareció el fideicomiso por decreto, por lo tanto no hay sucesor de los derechos que tenía el Fideicomiso. ¿Entonces quién va a representar al Estado en el cobro de las deudas? Ese es el truco de no hacer nada porque ya no hay sucesor en derecho. Cuando vayan a cobrar a alguien, el abogado le va a decir 'Muéstreme que Ud. es el acreedor'.

¿Qué tiene que ver eso con la ley de deudores de buena fe?
Para mí, los deudores de buena fe son máximo unos mil. Su problema es que supuestamente pagaron pero no tienen las pruebas, hay que analizar caso por caso.

Entre los varios responsables (de la crisis bancaria) están los banqueros que no administraron bien, los políticos que crearon leyes que garantizaban a cien por ciento los depósitos poniendo como administradores de la misma AGD a los mismos banqueros, funcionarios que no cobraron las deudas. Y también este Gobierno, porque cuando se inició el proceso para el cierre de la crisis, el secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, se opuso.Pedro Delgado

¿Cuándo usted se hizo cargo del tema, a cuánto ascendían las deudas por cobrar?
Sí teníamos balance, el hueco patrimonial de la banca quebrada era de $ 3.500 millones. La cartera de créditos estaba en $ 1.000 millones lo que no estaba castigado y $ 1.500 millones lo que ya estaba castigado. Publiqué los listados de estos deudores en la prensa para comenzar los cobros. Pero por ejemplo, cuando quisimos cobrar a la pesquera Jambelí, resulta que ya había vendido sus barcos y ya estaba liquidada. Lo que hicimos entonces fue demandar por liquidación fraudulenta pero en esas acciones también iban a aparecer implicados no solo los exaccionistas de esas compañías sino también los superintendentes de compañías que permitieron eso y los abogados que prepararon los procesos. Pero con esta nueva ley, todas las transferencias de dominios que se hicieron antes del 2008 son lícitas, esa genialidad, que debió ser de Alexis (Mera), significa que estos deudores ya no van a tener que pagar. Este es el caso de (el fiscal general Galo) Chiriboga y la empresa Empagran (del grupo Estrada), que aducen haber pagado la deuda a una empresa panameña. Lo único que está haciendo esta ley es santificar esta situación. Los deudores de buena fe, en términos de valores absolutos, no superan los dos o tres millones de dólares.

¿Por qué hacen esta ley entonces?
Para cubrirse por la ineptitud de no haber hecho nada. Si usted mañana por esta ley, una deuda de $ 1.000 se perdona al deudor, pero ese monto debía ser descontado del hueco patrimonial que había dejado el banco. Entonces mañana estos grupos (de exbanqueros) podrán demandar al Estado ecuatoriano por haber perdonado deudas y por haber entregado activos sin la debida valoración. Acuérdese el vuelto que son como $ 140 millones. ¿Ahora se da cuenta de los intereses que yo estaba afectando con mi gestión? Cuando publiqué la lista de deudores estaba el nombre de Enrique Cadena, y enseguida me llamaron para decirme que por qué hacía eso, que era ilegal.

Lucio Gutiérrez y Vilma Salgado también publicaron listados de deudores a partir del 2003.
Sí pero solo nombres de empresas. Nosotros publicábamos también el avance de los procesos y hasta los juicios de excepción. Pero desde el 2012 al 2017 no se sabe si cobraron, si declararon insolventes, nadie sabe sobre los juicios de excepción. Lo que están haciendo es entorpeciendo más el cierre de la crisis. El presidente siguiente va a tener que decir, el terreno del Issfa que era de los militares en servicio pasivo por qué lo entregó y a qué valor. Por eso decíamos no es cuestión de entregar bienes por entregar.

Esa cartera que tenía a su cargo el BCE la entregó a varios abogados para su cobro, entregando un porcentaje.
La mayoría de ese cobro de cartera se lo hacía con abogados propios y con abogados externos, solo en el caso de que hubiera, ya un proceso mucho más complejo. Los contratos se hacían por resultados, pagando un porcentaje de lo cobrado. Cuando me posesiono en el BCE me topo con una sorpresa, en la que me pedían una reunión con Gutemberg Vera, por unos contratos. Antes de confirmar la cita pedí información pero el abogado Gutemberg Vera no aparecía como abogado externo. Me llama Alexis Mera... Al abogado Vera le habían dado, sin inventario: 'Ahí hay esos créditos, anda y cobra'. Entonces me llama Alexis y me dice: 'Ve, hay un compromiso con el presidente porque tú sabes que el abogado Gutemberg Vera es el abogado de él en el tema de Diario EL UNIVERSO y se le asignó esto para que cubra sus honorarios'. Les respondí que yo iba a revisar eso porque no me podían pedir que pague en valores importantes, algo que desconozco.

¿Usted no conocía de esos contratos?
No, me entero de eso cuando entro al BCE. Nosotros publicamos algo de eso pero como tercerizadores. La diferencia era de que nosotros éramos meticulosos con esos listados. Se armaban deudas mezcladas carne y hueso, y se pagaba por resultados. Pero en el caso del abogado Vera, las cosas no cuadraban porque había pagarés que no estaban en el BCE sino que cogieron una lista y se la entregaron.

¿Quién lo hizo?
El que estaba de presidente del BCE antes que yo, Diego Borja.

¿Por orden del presidente Correa?
No puedo saber quién le dio la orden a Borja. Lo que sé es que Alexis me llamó. Me reuní con el abogado (Gutemberg) Vera en mi oficina en Quito y en Guayaquil y lo que llegamos a hacer es: vamos a ir revisando estos temas caso por caso, porque así no funciona.

¿Y por qué Vera no aparecía?
Porque claramente él mencionó que había otros abogados trabajando con él. Y Alexis me dijo 'Obviamente por intereses, él no puede aparecer'. Pero Alexis era el que estaba pidiendo eso.

Él era el abogado del presidente en un caso contra EL UNIVERSO que decía presentar como ciudadano.
Eso lo sabe todo el mundo en Ecuador, las razones por qué lo contratan yo no sé. Lo que sé es que me pidió cita por esos contratos. Y le dije: Abogado, usted no tiene ningún contrato, lo siento mucho. No me acuerdo los nombres de quiénes eran los abogados que trabajaban con él.

¿De cuánto estamos hablando?
En anticipos había como $ 1 millón. Pero había operaciones que ya se habían pagado y otras que no tenían que ver con el BCE. Y después ya no tuve contacto con el abogado Vera. (I)