Los últimos expresidentes de Estados Unidos asistieron a la posesión presidencial del candidato republicado Donald Trump para demostrar que a pesar de la dura campaña electoral, la nación siempre vive una trancisión plenamente democrática.

La exrival de Trump hacia la Casa Blanca, Hillary Clinton, llegó junto a su esposo y exmandatario estadounidense Bill Clinton. Dijo que asiste a la investidura de Donald Trump para "honrar nuestra democracia".

Clinton tuiteó que "estoy aquí hoy para honrar nuestra democracia & sus valores perdurables. Jamás dejaré de creer en nuestro país & su futuro".

Publicidad

También asistieron el expresidente republicano GeorgeW.  Bush y su esposa Laura.

En las escalinatas del Congreso Trump prestó juramento sobre dos biblias exactamente a las 12h00: una que le regaló su madre en 1955, y la de Abraham Lincoln, que luchó por la abolición de la esclavitud, también utilizada por Obama hace cuatro años.

Le observaron atentamente el expresidente demócrata, Jimmy Carter y su esposa Rosalynn. (I)