El empresario Álvaro Noboa retoma su actividad política con su nuevo partido Adelante Ecuatoriano Adelante, que mantiene la lista 7 de su antiguo Prian. Esta semana empezará a reunirse con sectores empresariales y políticos para una nueva convergencia, a la que llama Renovación, que ponga un solo candidato de oposición.

¿Qué espera del diálogo?
Yo he querido que haya dos candidatos: uno por el continuismo que estoy seguro que será Jorge Glas, porque goza de la confianza de la mayoría de la 35, y otro de la Renovación. Desde ya tiene mi excusa a la Presidencia para que no crean que yo me quiero lanzar. Ya he iniciado conversaciones con algunos candidatos.

¿Esta renovación es como la Unidad creada por Jaime Nebot y Paúl Carrasco; o el Acuerdo Nacional por el Cambio, de las izquierdas?
No, es el nombre que yo le pongo...

¿O se va a unir a estos?
No, debe haber un consenso, solo uno o dos grupos, no puede ser así.

Publicidad

¿Y si no se llega a ese consenso de renovación?
Haré como Rodrigo Borja que fue cinco veces candidato y en una fue presidente...

¿Pero esta ya sería la sexta vez que usted lo haría?
Llegará la sexta, la séptima, octava, porque mi ideología no cambiará. Por el compromiso con el pueblo seguiré (postulándome).

¿Y con quiénes diálogará?
Con Lourdes Tibán, con Lenin Hurtado, con Guillermo Lasso, con Cynthia Viteri, con todos, con el Partido Socialista...

Pero el Partido Socialista está con el Frente Unidos de Alianza PAIS.
Sí, igual hablaremos con el Frente Unidos.

¿Y en el tema legislativo, cómo se está trabajando?
Vamos a buscar figuras profesionales: los mejores médicos, los mejores abogados, los mejores agricultores... (I)

Yo no sé cuál es la pica conmigo. He sido perseguido por todos lados. La más fuerte ha sido La Clementina y otras haciendas que me expropiaron, cuando a mí me cobraban $ 100 millones de impuestos y a mis competidores $ 200 mil”.