Jorge Zavala Egas, defensor de los hermanos William y Roberto Isaías, insistió ayer en que no ha recibido una postura formal del Gobierno para acordar la “plena reparación” que exige el Dictamen del Comité de Derechos Humanos de la ONU.

Zavala expresó que en el dictamen, emitido el pasado 30 de marzo, se resolvió que hubo violación de derechos, por lo que a partir del 4 de junio se fijaron 180 días de plazo para hacer efectiva la reparación.

Esta, según el jurista, consiste en la restitución patrimonial de los Isaías antes de la incautación de julio del 2008.

Indicó que el pasado 25 de julio entregó al Comité un informe sobre la posición del Gobierno tras el dictamen y que a fines de este mes conocería el nombre del relator que vendrá al país para analizar el caso.

“Se ha tratado de limitar la responsabilidad del Estado a la reparación sin pago de indemnización, lo cual es contrario a lo que dice la ONU”, dijo. (I)