La agrupación de Defensores de Derechos Humanos de Migrantes y el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CDH) rechazaron esta tarde el desalojo de ciudadanos cubanos de un campamento instalado en el parque de El Arbolito, en Quito. La acción policial se produjo en horas de la madrugada, en un operativo que ambas entidades consideran “desmedido”.

Los cubanos acampaban en tiendas y pedían a las autoridades mexicanas que les conceda una visa humanitaria para llegar a los Estados Unidos.

Con el desalojo se produjo, además, la aprehensión de un grupo de los extranjeros, quienes fueron trasladados hasta la Unidad de Flagrancia de Pichincha.

Según un conteo preliminar de los Defensores de los Derechos Humanos de Migrantes, más de 145 personas se encuentran detenidas en dicha Unidad. El colectivo denunció que solo a partir de las 11:00, abogados defensores pudieron entrar para tener contacto con los extranjeros e iniciar su patrocinio legal.

De ese total de retenidos, sostuvo el colectivo, hay cuatro menores de edad (3, 4, 10 y 11 años), y un adolescente cuya edad -precisa- se desconoce.

La agrupación de Derechos Humanos de Migrantes y la CDH afirman que el campamento de El Arbolito tenía permiso municipal hasta este sábado 9 de julio, periodo que incluso podía ser prorrogado ante las autoridades municipales.

De ahí que expresó su rechazo al desalojo y argumentó que aproximadamente 400 personas no tienen donde pernoctar a partir de esta noche.

“Los hechos acontecidos en la madrugada de hoy constituyen un atentado contra los derechos de las personas en movilidad humana en Ecuador”, enfatiza el comunicado enviado por el colectivo. (I)