El constitucionalista colombiano Carlos Bernal Pulido estuvo el pasado lunes en la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES) dando pautas para el “restablecimiento del constitucionalismo desfigurado” que hay en el país tras la aprobación de la enmienda que dio paso a la reelección indefinida.

Bernal Pulido ya elaboró hace dos años un estudio al respecto, a pedido de la Fundación Ecuador Libre, liderada por el precandidato presidencial Guillermo Lasso.

¿A qué se refiere cuando dice que hay un “constitucionalismo desfigurado” en el país?
El país debe regirse por la Constitución, que contiene las reglas del juego político. Le haré una analogía con el fútbol: ¿qué pasaría si en un partido de fútbol de, por ejemplo, la Copa América, los jugadores pudieran cambiar las reglas del juego? Pues que no sería un partido con fair play. Los que ejercen el poder deben sujetarse a la Constitución, no cambiarla a su gusto, como les convenga. Ese paquete de enmiendas que dieron paso a la reelección presidencial indefinida supuso una desconfiguración del constitucionalismo ecuatoriano porque el mandatario Rafael Correa cambió las reglas del juego para su beneficio. Y ese referéndum que está impulsando un grupo para que Correa se vuelva a presentar haría que el efecto de la reelección indefinida sea mucho peor. Eso es un impresentable desde el punto de vista constitucional.

La Constitución y el Código de la Democracia dicen que no se pueden hacer reformas legales un año antes de las elecciones. ¿Cree que al aprobar la colecta de firmas de ese grupo la Corte Constitucional no consideró ese candado?
Discrepo con esa decisión por cuestiones de forma y fondo. Lo que tiene que hacer la Corte Constitucional en un Estado democrático es garantizar que las reglas del juego y el constitucionalismo se eleven a los mandatos estándares. Esta Corte es demasiado deferente con el presidente. Las cortes constitucionales existen para defender los derechos de los individuos y no de las instituciones públicas.

¿Debió negar el pedido?
Sí. Porque esta reelección altera uno de los principios fundamentales de la democracia que es la alternancia.

¿Cree que una candidatura forjada en esas condiciones pierde legitimidad?
Tendría que perder legitimidad cualquier presidente que cambie las reglas del juego para reelegirse indefinidamente.

¿Qué otros ‘desfiguramientos constitucionales’ hay?
No hay separación de poderes. Aquí hay un Consejo de Participación que elige muchos órganos de control del Estado: Corte Constitucional, Fiscalía, Contraloría, sobre el cual el presidente tiene influencia. El controlado no puede ser quien nomine al controlador. Debe haber mecanismos independientes para elegirlos. (I)