El procurador Diego García aseguró ayer que tras el Dictamen del Comité de Derechos Humanos de la ONU en el caso de los Isaías lo que cabe es que ellos se entreguen a la justicia ecuatoriana o que se los extradite desde Estados Unidos.

Para García, el dictamen no ha dado paso a los petitorios principales de los exbanqueros que tenían que ver con supuestas irregularidades en el juicio por peculado. Y consideró que el fallo da vía libre para que la sentencia penal quede ejecutoriada y se los extradite.

El procurador dijo que el dictamen, que establece que el Mandato 13 les impidió el acceso a vías judiciales para impugnar las incautaciones, ordena es que se les brinde esa garantía. La vía judicial para hacerlo es el proceso contencioso administrativo.

Este sería uno de los puntos que el Estado presentará ante la ONU cuando se le consulte sobre las acciones para cumplir el dictamen en 180 días. (I)