Los asambleístas del oficialista Alianza PAIS (AP) arremetieron ayer contra el exgerente general de Petroecuador y exministro de Hidrocarburos, Carlos Pareja Yannuzzelli, por una vivienda ubicada en Samborondón y valorada al día de hoy en más de $ 500 mil.

El presidente de la mesa, Mauro Andino (AP), preguntó al exfuncionario si adquirió un bien inmueble en el sector Riberas del Batán por un monto aproximado de $ 200 mil y Pareja respondió: “En mi declaración patrimonial no consta ese bien, por lo tanto no es de mi propiedad”.

Entonces, Andino repreguntó si no transfirió ese bien inmueble a una de las empresas de sus hijos llamada Geapronsa S.A. y Pareja se limitó a responder que “Geapronsa es de mis hijos, pero no de mi propiedad”; y ante la consulta de si su valor hoy ascendería a $ 700 mil, el exfuncionario agregó que eso era “imposible”.

Luego Christian Viteri (AP) insistió en las declaraciones patrimoniales bajo juramento y dijo que la casa en mención tiene 886 m² de terreno y 500 m² de construcción.

Publicidad

Añadió que la compañía Castelago le vendió la propiedad por $ 221.547. Posteriormente, el 7 de marzo de 2013, por escritura pública, Pareja cede sus derechos sobre este bien a Geapronsa S.A., cuyos accionistas son sus dos hijos. Recién en el 2015, Geapronsa S.A. tiene ingresos y declara impuesto a la renta.

Viteri aseguró que este bien no consta en las declaraciones juramentadas de Pareja realizadas entre el 2012 y el 2016.

Pareja respondió que la casa no consta en su declaración patrimonial porque nunca estuvo inscrita en el Registro de la Propiedad, sino cuando se terminó de pagar. Solo entonces se transfirió a sus hijos para que sean los dueños y se empiece la construcción, acotó.

El asambleísta Viteri insistió en las declaraciones juramentadas y preguntó por qué existe una reducción de su patrimonio entre las dos últimas escrituras. Según Viteri, en la penúltima, Pareja indicó que tenía patrimonio por $ 311 mil y en la última, del 6 de mayo de 2016, $ 79 mil. A lo que Pareja respondió que eso es porque vendió su departamento y porque tiene un préstamo al Banco del Pacífico “para la casa”.

Ante los cuestionamientos de varios asambleístas en la mesa de que si la casa no es suya por qué el préstamo es para esa casa, el exfuncionario dijo: “Pero quiero darles a mis hijos, ¿a mis hijos no les puedo dar?”.

Viteri agregó que la vivienda tiene un valor de $ 700 mil, pero Pareja Yannuzzelli lo volvió a negar y, ante la insistencia, dijo que está valuada en unos $ 500 mil y pico.

Publicidad

Viteri le consultó sobre si conocía que Petrochina International daba comisiones a ecuatorianos, “a los hermanos Baquerizo, por ejemplo”, y el exfuncionario dijo que no, pero reconoció que Petroecuador contrató con la empresa OSS (Oil Services&Solutions).

Al inicio dijo que fue solo un contrato, pero luego reconoció que no lo sabía, porque Viteri señaló que son varios los adjudicados bajo la figura de “giro único del negocio”, con los mismos concursantes.

Ante la Comisión de Justicia de la Asamblea, Pareja negó que tuviera compañías offshore y que las empresas de su hijo Carlos Pareja Avilés hayan contratado con Petroecuador. Aseguró desconocer sobre las actividades de Álex Bravo Panchano, exgerente de Petroecuador, y sobre la constitución de la offshore Capaya, que tiene las letras de su nombre, por parte de la esposa de Bravo y su asesor de gerencia, Arturo Escobar Domínguez, a quien reconoció como “amigo”.

Marisol Peñafiel (AP) dijo que a veces sorprende que la máxima autoridad de una institución desconozca con quién trabaja, que “su mano derecha”, Bravo, manejó más de $ 1.000 millones y que al parecer no existieron mecanismos de control sobre los contratos.(I)