La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala -CICIG, creada en 2006 al amparo de un acuerdo con las Naciones Unidas- amplió los resultados de las investigaciones sobre una red de corrupción liderada por el exmandatario de ese país Otto Pérez Molina y su vicepresidenta Roxana Baldetti.

La fiscal General de Guatemala, Thelma Aldana, confirmó que las indagaciones arrojaron el detalle de una compleja red de lavado de activos que estuvo en funcionamiento, especialmente, desde el 2011, con el fin de captar fondos para el Partido Patriota, que luego asumiría el poder.

Uno de los casos que denunció el CICIG el pasado jueves 2 de junio fue el financiamiento ilícito de la campaña a través de las televisoras Radiotelevisión Guatemala S.A. (canal 3) y Televisiete S.A. (canal 7), que -de acuerdo con la investigación- entregaron dinero a empresas controladas por Baldetti, entre ellas están Comercial Urma, Piblicmer, Publiases y Serpumer.

Los dos canales de televisión son parte del Grupo Albavisión, de Remigio Ángel González.

Los resultados de la investigación provocaron que se solicite siete órdenes de detención a nivel internacional para Vivian Urizar, Jorge David Balcarcel, Alfonso España, Carlos Ruiza, Jürgen Widmer, Graciela López y Alba Elvira Lorenzana. Esta última es esposa del magnate Ángel Remigio González.

El Grupo Albavisión tiene presencia en Centroamérica, Sudamérica y El Caribe, con 45 canales de televisión, 68 emisoras de radio, 65 salas de proyección cinematográfica, 3 cadenas de televisión satelital (DTH) y 1 medio impreso. En Ecuador, de los medios más detacados, es propietario de RTS y Grupo El Comercio. (I)