El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, expresó el lunes su repudio al "intervencionismo extranjero" y llamó a la Organización de Estados Americanos (OEA) a salir de Venezuela y de América.

De manera casi inmediata, este martes el secretario general de la OEA, Luis Almagro, pidió una "sesión urgente" del Consejo Permanente de esa organización para discutir la situación política e institucional en Venezuela, invocando la Carta Democrática Interamericana.

Lea también: Luis Almagro pide reunión urgente de OEA para discutir situación en Venezuela

"He llamado a levantar un poderoso movimiento en defensa de la paz, la independencia y contra el intervencionismo extranjero. ¡No a la OEA! Fuera la OEA de Venezuela y de América", dijo en un discurso ante un grupo de militares en la sede del Ministerio de Defensa.

Publicidad

En la jornada, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) convocó a una marcha el miércoles en Caracas contra el "injerencismo" externo y la OEA.

Maduro dijo que Venezuela es blanco de intentos de intervención por sus recursos, ya que además de tener la mayor reserva de petróleo del mundo espera la certificación de sus reservas de oro, diamantes y gas.

"Pero la mayor riqueza del país es (Simón) Bolívar. La revolución bolivariana, chavista es la que crea mayor temor en la oligarquía, es la mayor riqueza que tenemos", dijo.

Durante el acto Maduro señaló que la Fuerza Armada es garantía de estabilidad y unión del país y por eso "los enemigos de la patria buscan dividirla y desmoralizarla".

Oposición: OEA no puede "hacer la vista gorda"

La oposición venezolana expresó este martes cautelosa satisfacción ante la decisión del secretario general de la OEA, Luis Almagro, de invocar la Carta Democrática por la situación de Venezuela, y advirtió que el organismo no puede "hacer la vista gorda" ante la crisis que vive el país.

"Nosotros no vamos a forzar a nadie, entendemos lo complicado que son los mecanismos diplomáticos y estamos conscientes que en un organismo como la OEA la representación es de los distintos gobiernos, que suelen proceder muy cautelosamente", afirmó en rueda de prensa el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, en representación de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

No obstante, añadió que "tampoco la comunidad internacional, incluso la OEA, puede voltear la cara, cerrar los ojos ante la grave crisis humanitaria que estamos atravesando, no sólo de medicinas y alimentos, sino también por violaciones a los derechos humanos y la inexistencia de la democracia". "Una crisis en Venezuela o un estallido, afecta a todo el área" y los países de la región van a verse afectados.

El jefe de la Asamblea Nacional -de mayoría opositora- recordó que la MUD hizo "una solicitud formal" para que se les conceda "un derecho de palabra para exponer ante la OEA, ante su Consejo Permanente, cual es la situación venezolana".

Ramos Allup dijo asimismo esperar "fervorosamente" que durante la exposición ante el Organización de Estados Americanos (OEA) esté "la representación del gobierno del presidente (Nicolás) Maduro, y ojalá se pueda hacer allí un debate civilizado, de altura". (I)