(Actualizado a las 21:20)

La Corporación Aeroportuaria de Cuenca reiteró este jueves que no hay operaciones en el aeropuerto de la ciudad durante 36 horas (hasta el sábado) como una forma de prevención luego de que un avión Embraer 190 de la aerolínea Tame perdiera pista. Ninguno de sus 93 ocupantes resultó herido de gravedad.

"Las personas que necesiten trasladarse a Quito y Guayaquil deberán hacerlo por vía terrestre hasta que la terminal aérea esté operativa", indicó la entidad en un comunicado.

BOLETÍN DE PRENSA OFICIAL CORPAC pic.twitter.com/qnDou0JCH0

Esto luego de que el Ministerio de Turismo asegurara en un pronunciamiento: "El aeropuerto Mariscal La Mar de Cuenca, se encuentra operativo al momento".

Publicidad

(Comunicado del Ministerio de Turismo)

La Corporación explicó en su cuenta de Twitter: "Aeropuerto operativo solo para salidas sin pasajeros. Esto se dio únicamente porque se tenían dos aeronaves en plataforma".

@Tame_EP en #Cuenca. Aeropuerto cerrado. Foto de Luis Figueroa. @testigomovil pic.twitter.com/ADRvfH0mMr

La aerolínea informó en Twitter que el avión -un Embraer 190- perdió pista debido a las malas condiciones meteorológicas reinantes en la ciudad. También detalló que en el mismo viajaban 87 pasajeros y 6 tripulantes.

En tanto, los organismos de socorro informaron que atendieron a dos personas, una por crisis nerviosa y otra por una contusión en un tobillo. Fueron atendidos en ambulancias del Ministerio de Salud Pública y del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

El alcalde de Cuenca Marcelo Cabrera indicó en rueda de prensa que el aparato ingresó por la cabecera 23 y en la aproximación a la cabecera 5 perdió pista. Agregó que la causa de esta emergencia será determinada por la Junta investigadora de accidentes.

[VIDEO] Así 'derrapó' avión de #Tame al tocar pista del aeropuerto Mariscal La Mar de #Cuenca pic.twitter.com/TA099HEZLq

Testimonios

"Estaba en las primeras filas y no sufrí ningún golpe, mis compañeros que estaban atrás sí se golpearon en el momento que el avión tocó piso y luego se vio como salía humo en la parte posterior", dijo una pasajera.

Otra aseguró que el personal de la aerolínea no actuó de inmediato para tranquilizarlos. "Los mismos pasajeros nos ayudábamos a mantener la calma, ya que hubo algunas personas que intentaban sacar sus maletas en medio de la incertidumbre", acotó. 

Mientras, los habitantes del sector donde queda el aeropuerto también están preocupados por la situación. "Tres estruendos nos obligaron a salir corriendo a la terraza y vimos cómo la cola del avión estaba cerca", dijo Cecilia Corte, propietaria de un taller de costura, quien aseguró que en los 15 años de vivir en el sector es la tercera ocasión que ocurre algo similar. (I)