Ante la publicación de un diario estatal sobre compañías de Guillermo Lasso, líder de CREO, en Panamá, este indicó ayer que la única activa es Banisi Holding S.A., dueña de Banisi, “un banco formal” y autorizado por la Superintendencia de Bancos de ese país.

Indicó que las leyes correístas impiden invertir libremente en el país y prohíben al accionista de un banco invertir en otras actividades. “Mi única alternativa ha sido invertir en el exterior. En dicho emprendimiento trabaja mi hijo Juan Emilio, quien debió renunciar al Banco Guayaquil, gracias a otra ley del correísmo que prohíbe que dos hermanos trabajen en el mismo banco”, resaltó.

A propósito de la filtración de datos de Mossack Fonseca, El Telégrafo publicó que esa indagación “excluye, en el caso de Ecuador, a tres personajes cuyas relaciones con empresas offshore no son nuevas” y nombra a más de Lasso, al alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, y al empresario Álvaro Noboa.

Sin embargo, los nombres de Lasso, Nebot y Noboa no aparecieron en los Panama Papers, pues MF es uno de los cientos de estudios jurídicos de Panamá, pero no el único.

Publicidad

El legislador Luis Fernando Torres (PSC-Cambio) dijo que la figura societaria que Nebot ha indicado que tenía “es absolutamente legal en Panamá y en Ecuador, a tal punto que paga impuestos en Ecuador”.

Para él, “el problema está en el uso que se haga de ese tipo de sociedades”. (I)