El presidente Barack Obama se reunió con un grupo de opositores en la sede de la Embajada estadounidense en La Habana, un encuentro en el cual exaltó “la valentía” de los disidentes, informó la Casa Blanca.

“Quiero agradecer a todos los que han venido aquí. A menudo se requiere mucha valentía para hacer activismo en Cuba”, dijo Obama. “Este es un tema en el que seguimos teniendo muchas diferencias con el Gobierno de Cuba”.

A la cita acudieron una docena de disidentes, entre estos Berta Soler, de Damas de Blanco; Elisardo Sánchez, de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (Ccdhrn).

“Hay personas aquí que han estado detenidas, algunas en el pasado, otras muy recientemente”, comentó Obama.

El pasado domingo, poco antes de la llegada de Obama, decenas de disidentes fueron detenidos por varias horas.

Posteriormente, cuestionado como pocas veces, el presidente cubano, Raúl Castro, negó en presencia de Obama que Cuba tenga presos políticos, pero la Iglesia católica y grupos opositores -considerados ilegales en la isla- lo desmienten a él.

Hasta diciembre de 2015 la Ccdhrn sumaba 81 detenidos por razones políticas, sin contar los arrestos por horas que al año se cuentan por miles. (I)