“Van a ver desfilar a media Casa Rosada por ahí adentro. Secretarios, seguro. ¿Qué puede ir a hacer ahí un secretario de un ministro? Se lleva guita (dinero) para llevársela afuera. ¿Para qué va a ser? La Rosadita se convirtió en una cueva ultra mega VIP. Vos me preguntás a mí, yo los quiero ver a todos presos”, le dice en una entrevista Federico Elaskar al periodista Alejandro Fantino.

El diálogo fue emitido cerca de la medianoche del viernes último en Argentina, en el programa Animales sueltos,del canal América. Ahí Elaskar, expropietario de la financiera SGI, conocida como La Rosadita, contó más detalles sobre las operaciones que se hacían en su negocio en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

El martes último, en el noticiario Telenoche,de Jorge Lanata, salieron a la luz dos videos grabados en 2012 (infografía) por las cámaras de seguridad de La Rosadita, donde se ve a un grupo de jóvenes contando fajos de dinero, en dólares, euros y pesos. Entre ellos estaba Martín Báez, hijo del empresario Lázaro Báez, muy ligado a los Kirchner.

También aparece Daniel Pérez Gadín, un contador que trabajó para la familia Kirchner. Este último quedó a cargo de la La Rosadita luego de una disputa legal con Federico Eláskar y Leonardo Fariña, según recogen medios argentinos.

Publicidad

Los videos, uno de ellos del 3 de noviembre de 2012 donde se recontaron 3,5 millones de dólares que habían llegado en bolsos a la oficina, causaron revuelo en Argentina.

Elaskar es un financista acusado de lavado de dinero, encubrimiento y asociación ilícita, y procesado en el caso de la Ruta del dinero K.

En abril del 2013, Elaskar, el exdueño de la financiera, le dijo al programa Periodismo para todos que Lázaro Báez le quitó su empresa después de que uno de sus ‘valijeros’, Leonardo Fariña, lo contrató para sacar del país alrededor de 65 millones de euros de modo ilegal, expone la web de radio Mitre.

En aquella ocasión, según infobae.com, Elaskar le contó a Lanata cómo funcionaba el entramado de las operaciones financieras, que involucrarían a Lázaro Báez.

Con Lanata también habló Leonardo Fariña, en 2013. Ambos relataron cómo enviaron a la banca suiza alrededor de 55 millones de euros en seis meses a través de aquella financiera.

En la entrevista del programa Animales sueltos, Elaskar aseguró que la lavadora (de dinero) número uno es Cristina Fernández de Kirchner, la exmandataria argentina.

Tras conocerse los videos, el juez federal Sebastián Casanello habría citado a declarar por lavado de dinero a Martín Báez y a sus acompañantes. Según medios argentinos, el citatorio sería para mediados de abril. Ahí no está considerado como sospechoso el papá de Martín.

“Es importante saber que no es ni el Ministerio de Justicia ni el nuevo Gobierno el que puede poner presos a funcionarios, el que puede investigar. Esa es una tarea del Poder Judicial en su conjunto”, dijo el sábado el ministro de Justicia de Argentina, Germán Garavano, al referirse al tema de los videos y a las declaraciones de Elaskar.

Agregó que la Casa Rosada, palacio presidencial, cuenta con las herramientas adecuadas para investigar con la respectiva protección de testigos en casos de lavado de dinero complejos como este, publica la web del diario La Nación. (I)