Obtener un crédito educativo es ahora más difícil por cambios en los requisitos para aplicar y otros parámetros como tasas de interés y garantías.

Este endurecimiento en el acceso al crédito no solo se siente en ese segmento, sino en todo el sistema. El gerente nacional de Operaciones de Banco del Pacífico, Nefi Marroquín, dice que ahora se debe ser más estricto, pues captar dinero es más caro (el interés de los depósitos subió) y más difícil.

Es así que quienes aplicaron a créditos educativos en Banco del Pacífico después del 6 de noviembre deben cumplir con parámetros más duros. Por ejemplo, la tasa de interés pasó de 7,80% a 9,50 %, tasas que se comparan con las de crédito hipotecario y productivo.

Además, ahora el crédito tiene un límite de $ 30 mil, mientras antes era ilimitado. Según Marroquín, el 92% de las personas que pedían estos créditos hacían solicitudes inferiores a ese valor. Agrega que los meses de gracia también variaron y desde ahora el crédito se va a pagar seis meses después de terminada la carrera. Antes el plazo era un año.

El ejecutivo remarca que el banco no ha dejado de tramitar créditos y que todos los que ingresaron los documentos completos hasta el 6 de noviembre tendrán las tasas anteriores.

Banco Guayaquil también es una opción de crédito educativo. En su página web, esta entidad financiera indica que financian hasta $ 40 mil (dentro de los cuales se debe incluir gastos por colegiatura y manutención) para estudios en el extranjero y $ 20 mil por educación dentro del país.

Estos créditos, se explica, solo aplican para quienes ya tienen un título de tercer nivel y las tasas de interés dependen del nivel del programa. Además se pide una amplia documentación personal y del garante.

Otros segmentos de crédito también han endurecido sus parámetros, según el Banco Central. En su informe, Evolución del Volumen de Crédito y Tasas de Interés del Sistema se establece que “durante el segundo trimestre de 2015, las entidades financieras fueron más restrictivas en el otorgamiento de créditos Productivo, Consumo y Microcrédito”.

Según estadísticas de la entidad, en julio y octubre el monto de crédito entregado por los bancos privados fue el más bajo desde febrero del 2013. (I)