QUITO

El vocal del Consejo de Administración Legislativa (CAL), Carlos Bergmann (AP), informó que la presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, envió una carta al Ministerio de Trabajo para que reforme o emita un alcance al acuerdo 236 en el que se reducen los rubros por pasajes y residencia para todos los funcionarios públicos, desde el 1 de octubre.

El acuerdo ministerial indica que a los funcionarios del Nivel Jerárquico Superior que deban trasladar su domicilio a una ciudad distinta a la de su residencia se les entregará tres pasajes de ida y retorno al mes.

Publicidad

Esto fue atendido. El ministro de Trabajo, Carlos Marx Carrasco, indicó ayer que envió un alcance para respetar el número de pasajes que se entrega a los asambleístas. “Se quedarán los cuatro pasajes. Había un problema que habíamos planteado los 100 kilómetros para residencia, y ocurre que hay una norma interna que dice 60 km. Se respeta los 60 km”.

Sobre la reducción de tres a dos salarios básicos unificados por el concepto de residencia, Bergmann señaló que se podría quedar como lo estipula el Ministerio en esta reforma al Reglamento para el Pago de Compensación por Residencia y Transporte para Funcionarios y Servidores de las Instituciones, Organismos y Empresas del Estado, firmado por Carrasco, el pasado 12 de octubre.

El acuerdo ministerial baja la compensación económica por gastos de vivienda de $ 1.020 (tres salarios básicos del sector privado) a $ 708.

Publicidad

Juan Carlos Cassinelli (AP), asambleísta por Guayas, dijo no estar de acuerdo con recibir menos pasajes porque el viaje en carro sería ineficiente pues pasarían catorce horas viajando a la semana: “Nosotros ya hicimos un importante esfuerzo, creo que el más grande del sector público, porque nosotros hicimos una rebaja de mil dólares en el sueldo de los asambleístas hace unos meses (febrero)”.

Luis Fernando Torres (PSC-Cambio) dijo que más allá de un tema económico, lo que en este tema está en juego es la autonomía del Poder Legislativo, pues sobre su manejo económico y financiero no debería pronunciarse ningún ministro.

Publicidad

Bayron Pacheco (Avanza), asambleísta de Cañar, expresó que en tiempos difíciles “hay que apretarse a todos”. “En mi caso, no vinimos acá por un sueldo, vinimos a trabajar desinteresadamente por el país y mientras exista una remuneración que nos permita vivir cómodamente para cubrir nuestras necesidades no hay ningún problema”.

Bergmann descartó que el CAL vaya a tomar alguna otra resolución de carácter administrativo sobre reducción de personal o de gastos, pues el Consejo inclusive conoció la proforma para el próximo año. (I)