La Fiscalía General del Estado tiene previsto formular, en los próximos días, nuevos cargos por el presunto delito de plagio en contra del presidente Rafael Correa durante la revuelta policial ocurrida el 30 de septiembre de 2010.

Una de las últimas diligencias que se realizará para cerrar esta investigación se dará hoy, desde las 08:30, con la reconstrucción de los hechos en el hospital de la Policía Nacional, donde estuvo Correa por varias horas antes de ser sacado por un grupo de policías y militares.

Galo Chiriboga, fiscal general, explicó que la diligencia se desarrollará durante, al menos, tres días. “Estamos concluyendo uno de los casos que la administración anterior pretendió dejar en la impunidad que es el plagio al presidente”, señaló ayer el funcionario.

A la reconstrucción se prevé que acudan todas las personas que estuvieron, de alguna manera, vinculadas al hecho, incluyendo el propio mandatario que sostiene que estuvo secuestrado ese 30 de septiembre.

A pocas semanas de que se cumplan cinco años de la protesta policial, se han reactivado varios casos judiciales en torno al tema.

El martes pasado, la Corte Nacional de Justicia (CNJ) negó el recurso extraordinario de casación solicitado por el mayor (sp) del Ejército, Fidel Araujo, y ratificó la pena de tres años de privación de la libertad por el presunto delito de incitación a la rebelión.

Mañana, en cambio, la CNJ resolverá la casación planteada por cinco personas acusadas de sabotaje por ingresar al canal oficial Ecuador TV el 30 de septiembre. En sus casos, las penas van de entre dos a cinco años de prisión. (I)