El oficialismo se respalda en los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) afines para impulsar su convocatoria al denominado Diálogo nacional por la equidad y la justicia.

A la par de las acciones que ejecuta la Secretaría de Planificación y Desarrollo (Senplades) para dicho diálogo, los gremios que aglutinan a las autoridades regionales –y que son presididos por militantes de Alianza PAIS– emitieron comunicados de respaldo al régimen y advierten con movilizaciones, en vísperas del paro nacional convocado por el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) para agosto próximo.

La Asociación de Municipalidades (AME) adoptó la frase “los agradecidos somos más” y hace dos semanas anunció que realizará, el próximo 23 de julio, una asamblea para discutir los proyectos de ley de herencias y de plusvalía (retirados temporalmente de la Asamblea), así como el de Uso de Suelos y las enmiendas constitucionales.

Publicidad

Su objetivo es “recoger el sentir de la ciudadanía”, expresó su presidente y alcalde de Yaguachi, Daniel Avecilla (AP).

El Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales del Ecuador (Congope) se reunió el pasado lunes y resolvió, con la aprobación de 16 de 23 prefectos, “respaldar el sistema democrático”, impulsando un diálogo sin restricciones de actores, ni de temas, según su presidente, el prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja (AP).

Aún no definen un cronograma de reuniones, pero llamaron a “las fuerzas políticas a deponer actitudes anticipadas”.

Publicidad

El Consejo de Gobierno de Gobiernos Parroquiales (Conagopare), en cambio, ya tiene su agenda de diálogos.

La primera jornada se realizó el pasado 25 de junio, en Montecristi (Manabí), con el mandatario Rafael Correa, quien les habló de hacer un pacto ético contra los “políticos mentirosos y empresarios evasores”.

Publicidad

Ese mismo día, el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot (PSC-MG), convocó a una marcha para exigir rectificaciones; y el de Quito, Mauricio Rodas (SUMA), se asomó en las protestas de la av. de los Shyris.

El presidente de ese gremio y de la parroquia de Calderón, de Quito, Bolívar Armijos (AP), relató que han mantenido otros dos encuentros en las últimas semanas: uno en Loja y otro en Morona Santiago. Su aspiración es reunirse con los titulares de la AME y el Congope.

Armijos resaltó que las juntas están más cerca de la población, por lo que advirtió que no permitirán que se desestabilice al Gobierno. “Si la oposición puede hacer movilizaciones, nosotros también podemos”.

El pasado jueves, un día antes de la movilización convocada por algunos prefectos amazónicos, el Consejo de Gobiernos Amazónicos y de Galápagos (Comaga) anunció también su “apoyo al Gobierno”.

Publicidad

Su titular y alcalde de Sucúa, el oficialista Saúl Cárdenas, rechazó supuestos intentos de desestabilización y alertó que si es necesario harán marchas.

Para Paco Moncayo, exalcalde de Quito, estos respaldos son una táctica de ‘encuadramiento”. “Como los comités de la revolución ciudadana están dispersos en el territorio, buscan estrategias para organizar y encuadrar desde el poder”, dice.

A su criterio, eso “no es participación ciudadana”, pues esta nace de la sociedad. “Es una imposición desde el poder y les da una gran capacidad de respuesta en esta visión de que la política es guerra”. (I)