Actualizado a las 12:19

El Gobierno chileno valoró este jueves positivamente que el papa Francisco, de visita pastoral en Bolivia, no haya expresado opiniones que tomen partido por el país andino o de Chile frente al reclamo que mantiene La Paz por una salida al Océano Pacífico.

"Valoramos que el papa se haya mantenido fuera de cualquiera opinión que tome partido en un juicio que está pendiente en La Haya y haya hecho lo que corresponde a un pastor de la iglesia", dijo hoy el canciller chileno, Heraldo Muñoz.

"Las referencias que hizo el papa ayer (miércoles) son de gran interés. El papa no ha hablado de soberanía, no ha tomado partido ni ha mencionado el juicio en La Haya y, por el contrario, ha hecho un llamado al diálogo", agregó.

Publicidad

Las declaraciones de Muñoz aludieron a las palabras del papa Francisco en La Paz en las que instó a usar un diálogo "franco y abierto" para "evitar conflictos con los países hermanos" y citara la demanda de salida al mar que Bolivia hace a Chile.

"Estoy pensando en el mar. Diálogo, diálogo", dijo Jorge Bergoglio en su discurso a la sociedad civil en la Catedral de La Paz, en la segunda etapa de su viaje por Latinoamérica, que inició en Ecuador.

"Consideramos sus palabras como una afirmación de que la aspiración marítima boliviana es un asunto bilateral y, de hecho, compartimos esta idea el diálogo, porque Chile siempre ha estado dispuesto a dialogar con Bolivia", afirmó Muñoz.

Demanda internacional

Bolivia demandó en 2013 a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya reclamando una salida soberana al mar, que perdió en una guerra en el siglo XIX.

Chile rechaza esa exigencia y ha cuestionado la competencia de la CIJ para dirimir el caso, considerando que el tribunal internacional se constituyó con posterioridad a un tratado de 1904 que fijó los límites entre ambos países.

Publicidad

Según Muñoz, ello implicó que "Bolivia desechó el diálogo y decidió el camino de la confrontación judicial en La Haya y esa es la realidad de hoy".

Bolivia ha planteado permanentemente en foros e instancias internacionales su reclamo marítimo, actitud que Chile ha rechazado argumentando que se trata de una situación bilateral.

Sin embargo, al recibir a Francisco el miércoles en el palacio gubernamental, el presidente Evo Morales entregó como uno de sus presentes el "Libro del Mar", que resume los argumentos ha usado Bolivia para demandar a Chile en la CIJ.

Muñoz no se refirió a la actitud de Morales, pero señaló que las palabras del papa "también que conllevan un mensaje al Gobierno boliviano de que cese la hostilidad, para que cese la agresividad, para que retome el diálogo, para que respete a Chile y a sus autoridades". (I)