La crítica del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE) a la reforma a la Ley de las Herencias, Donaciones y Legados no le preocupa al presidente Rafael Correa quien dijo que eso demuestra que "tomamos la decisión acertada".

Para el mandatario, "es un partido político" el grupo de empresarios que conforman el CEE.

Ayer, el presidente del Comité, Henry Kronfle, dijo no entender cómo si en el diálogo público privado se habla de mejorar la productividad y atraer inversiones, se intente imponer una Ley que no es compatible con estos objetivos. "Van a ser cobrados impuestos con una tabla que la consideramos excesiva con relación a la realidad que existe en el Ecuador", insistió.

Publicidad

El Gobierno plantea una reforma para incrementar el impuesto por herencias del 35% al 77,5%. Es decir, actualmente se grava valores superiores a los $ 68.800 y con la propuesta oficial se baja a un piso de $ 35.400.

"Escuché a un dirigente que decía que esto impedirá la inversión extranjera, lo cual es absurdo... el impuesto lo pagarán los ricos y no los pobres", reiteró el primer mandatario quien aseguró que "este impuesto no es para recaudar... Nos quieren asustar porque saben jugar con el miedo de la gente. Hacen que los desheredados de la tierra se opongan a esto".

Correa aseguró que quiere acabar con las empresas familiares, que en Ecuador son el 80%. "Nosotros queremos acabar con eso, ellos quieren mantener eso".

Publicidad

"Le quieren quitar al Estado su capacidad de distribuidor de la riqueza", dijo.

Y agregó que los fideicomisos también serán gravados "porque son herencias que están eludiendo impuestos" y sugirió que uno de los políticos ecuatorianos tiene esta figura legal en el exterior.

Publicidad

La directora del Servicio de Rentas Internas (SRI), Ximena Amoroso, "comentó que se tienen registrados todos los fideicomisos para ejectutar (el impuesto a) la herencia".

Amoroso se mostró abierta a conversar de la propuesta con el sector empresarial en los próximos días pues manifestó que aún es un borrador. Agregó que no hay fecha de envío a la Asamblea Nacional y que no hay una decisión si sería proyecto urgente económico. (I)