(Actualizado a las 23:25)

El canciller Ricardo Patiño evaluó este martes como "cordial y de mutuo respeto" su encuentro con la Secretaria Adjunta del Departamento de Estado de Estados Unidos, Roberta Jacobson, con quien acordó combatir el crimen internacional, especialmente el narcotráfico y el traslado ilegal de personas.

En la cita se trató la agenda bilateral sobre cooperación, migración, asuntos comerciales y extradiciones.

Así lo comunicó Patiño en la red social Twitter, donde subrayó el pedido ecuatoriano para que Estados Unidos atienda solicitudes de extradiciones, "para evitar inmunidad de delitos cometidos en Ecuador".

Publicidad

Lea también: Cancillería de Ecuador recaba más datos para extradición de los hermanos Isaías

Jacobson, acompañada del embajador estadounidense en Ecuador, Adam Namm, y de varios funcionarios de la embajada, fue recibida a la entrada de la Cancillería por el vicecanciller Leonardo Arízaga antes de reunirse con Patiño.

Patiño dijo que Jacobson ofreció que "no pesarán en el gobierno de Estados Unidos presiones que se pretendan ejercer para evitar extradiciones o deportaciones legales".

En la actualidad viven en Estados Unidos varios ecuatorianos sentenciados por delitos económicos que han evadido la justicia, sobre los que Ecuador ha pedido al gobierno de Estados Unidos su extradición.

Dijo Patiño que en el encuentro Ecuador solicitó también a Estados Unidos "un trato justo y humanitario" a los detenidos por razones migratorias, especialmente niños, a lo que la funcionaria estadounidense aseguró que "así será".

Otros temas tratados, de acuerdo con el canciller, fueron la necesidad de poner orden en temas policiales y de defensa y la aclaración de la participación de la CIA en el bombardeo colombiano a Ecuador en 2008, asunto que será analizado con autoridades de defensa para un posterior pronunciamiento.

Publicidad

Vea también: Rafael Correa duda de revelación sobre CIA en Angostura

Los dos funcionarios resolvieron dar pasos concretos en las próximas semanas, para reactivar el Consejo de Comercio e Inversiones, un mecanismo de relación económica entre los dos países.

Patiño espera que la reunión "abra condiciones para fortalecer las relaciones bilaterales".

La representante del Gobierno estadounidense llegó a Ecuador apenas un mes después del cierre de la oficina de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por su sigla en inglés), que operó durante 53 años en el país.

Lea también: La Usaid cierra sus 53 años de labores

En diciembre pasado, el Gobierno de Ecuador anunció que la cooperación con esta agencia quedaba congelada por la falta de un nuevo acuerdo bilateral.

Además, Estados Unidos cerró en abril su oficina de cooperación en temas de seguridad a petición del Gobierno Nacional, una decisión que el Estados Unidos lamentó por las limitaciones que se derivarían en la colaboración en esa materia. 

Con Jacobson se trataron los casos de Jamil Mahuad y los Isaías
Jacobson, habría ofrecido “una respuesta en las próximas semanas” sobre la situación del expresidente de la República Jamil Mahuad y los dueños del cerrado Filanbanco, Roberto y William Isaías.

Los tres residen en Estados Unidos, y han registrado pedidos de extradición por parte del Gobierno ecuatoriano.

Jacobson, quien hasta el miércoles cumple una visita protocolaria en el país, habría asegurado que “pondrá en conocimiento de las instancias pertinentes (la postura del régimen de Ecuador)”, y que se tendrá “una respuesta en las próximas semanas”, según publicó El Telégrafo.

El artículo recogió las declaraciones que el ministro del Interior, José Serrano, concedió al término de la cita que ella mantuvo con Patiño a puerta cerrada.

Serrano, quien también participó en la reunión, comentó a su salida que se había analizado “la difusión roja del expresidente Mahuad y (la situación de) los hermanos Isaías”.

En junio pasado, el Ministerio del Interior objetó la decisión de la Interpol de retirar la difusión roja que pesaba contra Mahuad. Él enfrenta una sentencia por peculado.

Los Isaías fueron acusados por la quiebra de Filanbanco.

La semana pasada, la Corte Nacional de Justicia cambió la figura de “peculado por malversación de fondos” a “peculado bancario”, según el fallo.

Los tres han denunciado “persecución política” y la falta del debido proceso.