Refiriendo beneficios alcanzados para sus respectivas partes se pronunciaron ayer las autoridades de Ecuador y de la Unión Europea, tras el cierre de las negociaciones para el acuerdo de comercio y desarrollo en Bruselas, Bélgica.

Francisco Rivadeneira, ministro de Comercio de Ecuador, dijo en una rueda de prensa en Bruselas que en el caso del banano, Ecuador mantendrá su mercado y crecerá, y la agricultura del pequeño campesino, particularmente de la Sierra, estará protegida.

En compras públicas aseguró que se ha logrado mantener un mecanismo privilegiado para que los actores de la economía popular y solidaria, las micro y pequeñas empresas puedan desarrollarse. “... En términos generales, lo que les interesa a las empresas europeas es participar en los grandes contratos públicos, que no pueden ser satisfechos por la industria nacional...”, mencionó.

La Comisión Europea (CE), en cambio, señaló que para el bloque el acuerdo dará mejor acceso al mercado ecuatoriano de exportaciones claves de la UE, como el sector automotor o las bebidas alcohólicas.

Publicidad

El bloque también hizo referencia entre los beneficios del acuerdo a un marco “de trabajo sólido y previsible” para comerciantes e inversionistas ecuatorianos y europeos.

Rivadeneira explicó que el país se ha tomado su debido tiempo para lograr un paquete de negociación ajustado a sus necesidades. En mayo del 2010, la UE concluyó las negociaciones para un acuerdo con Colombia y Perú, el que Ecuador y Bolivia habían suspendido en el 2009. Estas, para Ecuador, se retomaron a inicios de este año y se realizaron cuatro rondas.

“Hoy (ayer) los negociadores de la Unión Europea y de Ecuador concretaron un acuerdo, en Bruselas, que permite a Ecuador unirse a sus vecinos andinos Perú y Colombia en su tratado comercial...”, señala el comunicado de la CE.

Según Rivadeneira, junto con la UE consideran que el acuerdo entrará en vigencia, de manera provisional, en el segundo semestre del 2016.

Publicidad

Mauro Mariani, consejero político y económico de la UE, expresó que el siguiente paso es la revisión jurídico lingüística de los textos acordados y, luego, proceder a la ratificación por parte de los poderes legislativos de Ecuador (Asamblea) y de la UE (Parlamento Europeo y parlamentos nacionales).

Para Eduardo Cadena, director del Consejo de Cámaras y Asociaciones de la Producción, un convenio con la UE permitirá a los exportadores competir en igualdad de condiciones con sus vecinos.

Cuando rija el acuerdo, las exportaciones ecuatorianas hacia la UE podrían aumentar en alrededor de $ 500 millones, dijo Daniel Legarda, vicepresidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), a la agencia AFP.

Estoy encantado de que hayamos podido concluir este ambicioso y exhaustivo acuerdo con Ecuador”.Karel de Gucht, Comisionado de Comercio de la Unión Europea