Juan Carlos y Sofía mantendrán sus títulos de reyes cuando su hijo Felipe se convierta en monarca de España la semana que viene.

El gobierno de Mariano Rajoy aprobó este viernes un decreto en el que se fija esa medida con carácter honorífico y de forma vitalicia para los que durante 39 años han sido rey y reina consorte de España.

Juan Carlos y Sofía, de 76 y 75 años, seguirán recibiendo tratamiento de "majestad". Y los honores que recibán serán los mismo que su nieta Leonor, de 8 años, que la semana que viene será ya Princesa de Asturias, el título de heredera del trono.

En el protocolo, sin embargo, los reyes Juan Carlos y Sofía estarán siempre detrás de Leonor y de la infanta Sofía, de 7 años, la otra hija de los nuevos reyes de España, Felipe y Letizia, de 46 y 41 años.