Publicidad

Barack Obama anuncia retiro de tropas de Estados Unidos en Afganistán

Confirmando planes de un retiro total de tropas norteamericanas hacia fines de 2016, Obama dijo que tiene la "esperanza" de que los candidatos a la presidencia en Afganistán apoyen la suscripción de un acuerdo sobre seguridad.

Tratando de poner fin a más de una década de guerra, el presidente Barack Obama anunció sus planes para retirar la mayor parte de las fuerzas estadounidenses de Afganistán para finales de este año y luego poner fin a la participación militar de Estados Unidos en 2016.

"Hemos estado en Afganistán más tiempo de lo que muchos estadounidenses esperaban", reconoció el presidente durante una conferencia de prensa en el Jardín de las Rosas en la Casa Blanca. "Ahora terminaremos el trabajo que comenzamos".

El mandatario dijo que las fuerzas estadounidenses, enviadas un mes después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, han dado golpes importantes al liderazgo de la red terrorista Al Qaeda, eliminaron a Osama bin Laden y evitaron que Afganistán se volviera una base contra Estados Unidos.

Mantendrán unos 10 mil soldados

Publicidad

Aunque Obama detalló un calendario para el retiro, dijo que mantendrá casi 10.000 soldados en el país después que la misión de combate concluya oficialmente a finales de este año, que se desplegarán en todo Afganistán y se centrarán en misiones antiterroristas y de entrenamiento de las fuerzas de seguridad afganas.

El presidente dijo que su plan depende de que el gobierno afgano firme un acuerdo de seguridad bilateral con Estados Unidos. Aunque el presidente afgano, Hamid Karzai, se ha negado a firmar el acuerdo, Washington confía que cualquiera de los dos candidatos que triunfe en las próximas elecciones presidenciales lo apruebe.

El plan de Obama contempla que los militares estadounidenses reduzcan su actual fuerza de 32.000 elementos a 9.800 para comienzos del año próximo. Ese remanente no participaría en misiones de combate.

Durante el transcurso del próximo año, la cifra de soldados se reducirá a la mitad y se concentrará en la capital Kabul y en la Base Aérea de Bagram, la principal base estadounidense en Afganistán. La mayor parte de las fuerzas que queden se retirarán a fines de 2016 y sólo permanecerán unos 1.000 soldados que formarán parte de una oficina de seguridad en Kabul.

La decisión de Obama corresponde ampliamente con la opinión de sus comandantes militares y le permitiría al mandatario concluir totalmente la campaña militar encabezada por Estados Unidos cuando él concluya su mandato en enero de 2017.

Las fuerzas estadounidenses probablemente se verán apoyadas por unos pocos miles de soldados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Se espera que la presencia total de la OTAN, incluyendo tropas de Estados Unidos, sea de alrededor de 12.000 elementos a principios del año próximo.

Obama realizó un sorpresivo viaje el fin de semana a Afganistán, donde se reunió con los jefes y la tropa estadounidenses en servicio en la guerra más larga de la historia del país.

Antes de hacer su declaración, Obama habló con Karzai, que ha tenido una relación difícil con la Casa Blanca. Ambos líderes no se vieron durante la reciente visita de Obama a Afganistán, pero hablaron por teléfono mientras el avión presidencial regresaba a Washington.

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?