Ecuador va a negociar con la Unión Europea (UE) un tratado comercial mejor que el que los Veintiocho tienen suscrito con Colombia y Perú, indicó el ministro ecuatoriano de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, quien se mostró confiado de que se pueda cerrar el acuerdo en tres o cuatro rondas negociadoras a más tardar.

“Tenemos que asegurarnos un trato especial y diferenciado, que nos den más de lo que les dieron a Colombia y Perú”, dijo ayer el ministro, que encabeza la delegación de su país en la primera ronda de conversaciones esta semana.

“Nosotros lo que estamos pidiendo a Europa y estamos negociando es algo mejor que lo de Colombia y Perú”, destacó, aludiendo a que Ecuador es un país dolarizado y de menor desarrollo que sus vecinos.

Indicó que su país se va a “integrar” al acuerdo multipartito que la UE ya suscribió con Bogotá y Lima, pero precisó que eso “no significa que meramente nos estemos adhiriendo”.

Publicidad

La UE y Ecuador celebraron reuniones técnicas que les permitieron alcanzar “mínimos comunes” sobre algunos de los temas más sensibles para Quito, como propiedad intelectual, compras públicas y servicios y establecimiento, de forma que “ya no eran obstáculo” para volver a negociar.

El ministro reconoció que pueden “quedar para el final” ciertos temas de acceso al mercado de bienes agrícolas e industriales y que la negociación sea más dura sobre productos “competidores directos o sustitutos” de los europeos, como cereales, oleaginosas o lácteos.

Sobre el banano, Rivadeneira confió en que no haya “ningún problema” y que consigan un acuerdo “por lo menos igual” al logrado por Perú y Colombia.

Eduardo Ledesma, director ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador, señaló ayer en Guayaquil que existe malestar en el sector por como se está encareciendo la fruta ecuatoriana por los mayores aranceles que tiene frente a los competidores, entre ellos Colombia.

Según Ledesma, en el 2013 se dejaron de vender 2 millones de cajas de banano en la UE, pues por la fruta los importadores tuvieron que pagar $ 0,20 más por cada una de las 90 millones de cajas que compraron, es decir $ 18 millones.

No habría ninguna razón para que no podamos cerrar, antes de que concluya el primer semestre de este año, un acuerdo beneficioso para las dos partes”.Francisco Rivadeneira, ministro de Comercio Exterior