La libertad de expresión en los países americanos ha sido golpeada más duramente en el último semestre que en los cinco años anteriores, debido al asesinato de catorce periodistas y a medidas que restringen el acceso a información, según informes de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Los informes, presentados ayer en el marco de la Asamblea General de la SIP, incluyeron un relato de la bloguera y activista cubana Yoani Sánchez, quien dijo que aunque hay más tuiteros independientes en Cuba y esfuerzos a favor de medios e información no controlados por el gobierno, eso no significa que haya disminuido la represión, arrestos, intimidación o vejaciones a los periodistas.

Esa situación, así como reportes similares desde Argentina, Venezuela, Ecuador y EE.UU., hicieron que Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, alertara de que ha sido “el peor semestre” del último quinquenio para periodistas de la región: “Existe un plan de demolición de las democracias para apuntalar a líderes mesiánicos que quieren perpetuarse en el poder”.

Otro caso destacado fue el de la nueva Ley de Comunicación en Ecuador. “Se trata de una intromisión directa del Gobierno en los contenidos periodísticos, ya que el Gobierno decide quién puede ejercer la profesión y quién puede o no ser propietario de los medios”, explicó Juan Carlos Solines, expresidente del Consejo Nacional de Telecomunicaciones en Quito.

17

CASOS DE ASESINATOS

de periodistas en México, Colombia y otros países prescribirán este año, sin hallar autores.