El presidente ecuatoriano Rafael Correa rectificó sobre unas declaraciones realizadas en el enlace ciudadano 337 en referencia al cantautor Jaime Guevara, a quien le dijo que estaba borracho y drogado.

"El señor Jaime Guevara no es borracho ni drogadicto", expuso Correa, pero en su declaración previa señaló que el referido cantautor "es malcriado", al señalar que el artista le hizo la señal de la yuca cuando estuvo cerca de él durante el paso de la caravana presidencial,  y "mentiroso, le hemos demostrado todas sus mentiras".

El mandatario también se refirió al informe policial sobre lo ocurrido el jueves 29 de agosto al indicar que no es falso, "pero tiene una imprecisión, llega a una conclusión equivocada con recta intensión, pero no es con la maldad, la malicia que ya quieren ponerlo algunos", indicó.

"Cómo vamos a adivinar que tiene un problema neurológico y no que está borracho y bajo los efectos de droga", dijo el mandatario ecuatoriano, durante el enlace ciudadano que se realizó Zumba, Morona Santiago.

A continuación, la rectificación que leyó el mandatario:

"Que el señor Jaime Guevara es malcriado y mentiroso; que puede tener militancias de izquierda equivocadas; miopes, virulentas y torpes; que además es anarco, virulento y agresivo; que más aún tiene una enfermedad irreversible, cisticercosis, que provoca en él virulencia extrema y ataques epilépticos desde hace décadas, especialmente cuando tiene accesos de rabia e indignación contra quien no piense como él; que estos ataques lo llevan a tener la mirada perdida, incapacidad de vocalizar palabras, dificultad para expresarse y para mantener el equilibrio, todo lo cual lo hace parecer como borracho y bajo efectos de la droga, más aún cuando apesta a alcohol seguramente por medicinas que toma; pero de acuerdo a personas que lo conocen y a sus propias declaraciones, no es borracho ni drogadicto".