El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, se reunirá el próximo 17 de junio con su colega británico, William Hague, para tratar el caso del fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, asilado en la Embajada ecuatoriana en Londres desde hace casi un año.

"A un año de ingreso de J. Assange en embajada de Ecuador en Londres, volveré a reunirme con secretario W. Hague lunes 17 junio en esa ciudad", Londres, escribió Patiño en su cuenta de Twitter.

En su mensaje Patiño dice que el Gobierno de Ecuador espera que ese encuentro con el secretario de Asuntos Exteriores británico "permita vislumbrar una salida" al caso de asilo de Assange.

Publicidad

Este domingo el despacho del ministro británico de Exteriores ya había anunciado que Hague consideraba reunirse con su colega ecuatoriano para tratar de resolver el caso Assange.

"Esperamos que esta visita contribuya a nuestro compromiso común de encontrar una solución diplomática a este asunto", aseguró un portavoz del Foreign Office.

El próximo 19 de junio se cumplirá un año desde que Assange se refugió en la legación diplomática ecuatoriana en Londres para evitar una inminente extradición a Suecia, donde es requerido por la justicia para ser investigado por presuntos delitos sexuales, que el fundador de WikiLeaks niega haber cometido.

El pasado 21 de mayo Patiño reveló que preparaba algunas actividades para conmemorar el aniversario de la llegada de Assange a la Embajada en Londres, de donde no ha salido porque la policía británica, que custodia el edificio diplomático, tiene orden de arrestarlo en cuanto ponga un pie en la calle.

Publicidad

Ecuador concedió asilo a Assange y ha reclamado, hasta ahora de manera infructuosa, que Londres dé al fundador de WikiLeaks un salvoconducto para que pueda abandonar sin problemas ese país europeo.

Assange dice que si es extraditado a Suecia, puede ser llevado posteriormente a Estados Unidos, donde cree que podría ser condenado hasta con la pena de muerte por haber filtrado información clasificada de ese país.

El australiano sostiene que es objeto de una persecución política debido a la divulgación de cables diplomáticos que han avergonzado a varios países, especialmente a Estados Unidos.

WikiLeaks divulgó desde 2010 miles de cables diplomáticos confidenciales que airearon métodos y prácticas cuestionables de muchos gobiernos y que avergonzaron, especialmente, a Estados Unidos.

Publicidad

Hoy comenzó en EE.UU. un juicio militar al soldado Bradley Manning al que se acusa de haber filtrado información clasificada a Wikileaks. EFE