En el fascinante mundo de la gastronomía, el ajonjolí ha dejado una huella imborrable. Esta diminuta semilla ha sido apreciada por siglos debido a su sabor distintivo y su abundancia de nutrientes.

Sin embargo, entre los entusiastas de esta semilla se plantea una pregunta candente: ¿es mejor comer el ajonjolí crudo o tostado?

Alimentos con vitamina D que te ayudan a absorber y fijar el calcio en los huesos

¿Comer ajonjolí crudo o tostado?

El ajonjolí, también conocido como sésamo, son unas semillas ricas en nutrientes. Foto: Pixabay

De acuerdo con El País, sin importar cómo se las consuma, estas semillas aportan una gran cantidad de nutrientes como fibra, magnesio, calcio, zinc, vitaminas del grupo B, antioxidantes como la la sesamina y el sesamol, además de ácidos grasos omega 3, 6 y 9.

Publicidad

En este sentido, la decisión entre consumir ajonjolí crudo o tostado dependerá en gran medida de las preferencias personales y el uso que se le quiera dar.

Ajonjolí crudo

Las semillas de ajonjolí crudas no son muy fáciles de digerir, por lo que siempre se deben remojar en agua o leche o moler totalmente antes de consumirlas.

Algunos creen que, comiéndolas de esta forma, se preservan y absorben con mayor eficacia gran parte de sus nutrientes. Las semillas remojadas pueden usarse para espolvorear sobre ensaladas, yogures, cereales o incluso agregar a masas de pan o galletas.

Publicidad

Sésamo tostado

Semillas de sésamo tostadas Foto: Nopparat Promtha

El ajonjolí tostado presenta un sabor más intenso, similar al de las nueces o las semillas de girasol. Esto se debe a que el proceso de tostado libera algunos de sus aceites naturales, realzando su perfil aromático, como indica también El País.

Alimentos que te “roban” el calcio de los huesos y aumentan el riesgo de osteoporosis

Prepararlas de esta forma puede aumentar la absorción de ciertos nutrientes, como el hierro. No obstante, tostarlas en exceso puede afectar negativamente su valor nutricional y generar un sabor amargo. Se recomienda hacerlo a fuego lento en una sartén seca, removiendo constantemente, hasta que adquieran un color dorado uniforme.

Publicidad

(I)

Te recomendamos estas noticias