La leyenda "Envío gratis" se vuelve atractiva al momento de realizar una compra a través de canales digitales. Justamente este es uno de los aspectos que compradores observan al realizar las transacciones.

El ecommerce ha recobrado una mayor importancia en los últimos años, impulsado por la pandemia del COVID-19, que ocasionó el confinamiento de millones de personas e incentivó el uso de medios electrónicos.

En una publicación de Diario El País se menciona que el vendedor asume una parte o la totalidad de los gastos de envíos de sus productos lo que reduce los beneficios que tienen, pero incrementan las ventas. Esta estrategia afecta a los pequeños negocios, mientras que las grandes empresas se pueden sostener.

El portal explica que el envío gratuito no existe y las plataformas establecen un valor que permite cubrir el proceso.

Marianna Zvaigzne, en Printful, aconsejó que antes que un negocio decida establecer el envío gratis, es importante asegurarse de que sea beneficioso. El ofrecerlo a largo plazo se vuelve una estrategia para retener clientes y así crear una fidelidad de la marca con la que cuenta.

Sin embargo, al hacerlo de manera temporal lo que ayudará es a que se adquieran nuevos compradores. En muchos casos el precio del envío se incluye.

Indica que también una buena manera de iniciar es que este beneficio se aplique a una categoría en concreto para probar qué tan rentable le resulta o establecer una cantidad mínima de compra en que los envíos salgan gratis. (I)