Fatiga, náuseas y dolores musculares son algunos de los síntomas que una resaca puede provocar en una persona. Según una publicación del sitio web Medicals News Today, quienes están en este estado experimentan estas molestias en parte por los efectos posteriores a tomar alcohol, incluso: deshidratación, desequilibrio de electrolitos, abstinencia alcohólica, azúcar baja en la sangre, estómago e intestinos, inflamados o alteración del sueño.

No existe un remedio específico para tratar la resaca, aunque algunos tratamientos ayudan a aliviar varios de los síntomas que esta genera. A continuación, algunos de los métodos que que comúnmente se utilizan y cuán efectivos son para mejorar las molestias:

1. ¿Qué medicamentos ayudan?

No existe una gran evidencia científica sobre la efectividad de los medicamentos en cuanto a la resaca, aunque sí hay varios que pueden ser útiles para mitigar algunos síntomas.

Antiinflamatorios

Para aliviar las molestias y dolores son efectivos aspirina y otros antiinflamatorios, como ibuprofeno y naproxeno. Estos medicamentos pueden reducir la inflamación en el cuerpo que ocasiona el alcohol ayudando a disminuir los dolores de cabeza y musculares.

Publicidad

No obstante, cuando se tiene resaca se deben utilizar los antiinflamatorios con precaución, ya que el medicamento puede irritar el revestimiento del estómago. El uso crónico de estos medicamentos puede ocasionar úlceras en el estómago. Algunos médicos advierten no tomar ibuprofeno con el estómago vacío por este motivo.

Antiácidos

Los antiácidos pueden reducir la náusea, acidez e indigestión que ocasiona la bebida. Estos funcionan neutralizando el ácido del estómago para aliviar la molestia estomacal.

Esta es una buena opción para las personas que tienden a sentirse enfermas cuando tienen resaca.

Acetaminofén

Este es un medicamente que, en vez de ayudar, puede agravar el estado de resaca de una persona. El hígado es el órgano que descompone el acetaminofén, al igual que el alcohol.

Por ello, el cuerpo es más susceptible a los efectos tóxicos de este medicamento luego de haber bebido alcohol, lo que puede contribuir al daño hepático en casos graves.

2. Beber agua

Para mejorar los síntomas de una resaca es importante rehidratar el cuerpo. El alcohol es un diurético, es decir, incrementa la cantidad de orina que una persona evacúa. La pérdida de líquidos puede causar deshidratación y desequilibrio de electrolitos. Estos factores contribuyen a una resaca.

Publicidad

Mantenerse hidratado mientras se ingiere alcohol podría ayudar a evitar o reducir una resaca. Se puede intentar tomar un vaso de agua entre bebidas alcohólicas y antes de ir a dormir.

3. Desayunar

Los niveles bajos en azúcar causan a algunos síntomas de la resaca, por esto, alimentarse en la mañana ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre y así aliviar parcialmente esta molestia.

Cuando el cuerpo descompone el alcohol, aumentan los niveles de ácido láctico. Esto causa una caída en los niveles de azúcar, lo cual puede contribuir a una resaca.

El cuerpo de una persona también necesita alimentos nutritivos que incluyen proteína, carbohidratos, grasas saludables y vitaminas para reparar y recuperarse.

No hay evidencia científica actual que muestre si algunos alimentos en particular, como los desayunos con grasa o fritos, son más efectivos que otros. Hay quienes creen que los carbohidratos son particularmente efectivos para “absorber” el alcohol, aunque no hay una investigación que lo confirme.

4. Antioxidantes

Beber alcohol causa estrés oxidativo, provocando que el cuerpo produzca radicales libres. Los antioxidantes pueden ayudar con esto.

Hay estudios que han relacionado el estrés oxidativo con muchas condiciones de salud, incluso enfermedad cardíaca y cáncer. Los antioxidantes son compuestos que ayudan a eliminar estos radicales libres.

La gente puede beneficiarse al comer alimentos ricos en antioxidantes para reducir el efecto negativo de tomar alcohol. Algunos de estos son:

  • bayas
  • cerezas
  • uvas
  • granadas
  • zanahorias
  • espinaca
  • jengibre
  • chocolate amargo
  • nueces y semillas
  • tés verdes y negros

5. Tomar café o té

La sensación de fatiga, que acompaña a la resaca, puede mejorar al tomar café y otras bebidas con cafeína que actúan como estimulantes. El café, el té negro y el té verde contienen algunos antioxidantes que pueden reducir los efectos adversos del consumo de alcohol.

No obstante, las bebidas que contienen cafeína son diuréticos, que pueden empeorar los efectos de deshidratación en el cuerpo. La cafeína no altera el contenido alcohólico en la sangre, así que no disminuye los riesgos de salud relacionados con tomar alcohol.

¿Cómo prevenir una resaca?

Aunque científicamente no se ha comprobado que existe una cura para la resaca, hay formas de evitarla tomando en cuenta varios factores que puede ayudar a reducir su gravedad:

Beber con moderación. Una forma segura de evitar una resaca es no tomar alcohol. Se puede garantizar usualmente una resaca más leve si se toma menos alcohol.

Evitar congéneres. Algunas bebidas alcohólicas causan peores resacas que otras. Las bebidas con alto contenido de congéneres tienen más probabilidad de ocasionar una resaca, entre ellas el whisky, coñac y tequila. El vodka, ron y ginebra son bebidas bajas en congéneres.

Dormir adecuadamente. El alcohol puede afectar la calidad de sueño de una persona, así que dormir más puede ayudar a disminuir la resaca.

Hidratarse constantemente. Tomar agua mientras se toma alcohol puede ayudar a mitigar los efectos diuréticos del alcohol para reducir la deshidratación, lo que puede contribuir a los dolores de cabeza y otros síntomas de la resaca.

Comer antes de tomar. Los alimentos pueden reducir la cantidad de tiempo que le toma al alcohol entrar al torrente sanguíneo, manteniendo bajos los niveles de alcohol en la sangre. Esto podría reducir los efectos de una resaca. (I)